01.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.24%
BLUE
197.50 / 200.50 -0.50%

Argentinos toman más vinos espumantes tras el fin de restricciones: el consumo crece casi 20%

Argentinos toman más vinos espumantes tras el fin de restricciones: el consumo crece casi 20%
Desde Bodega Cruzat destacan además que el el mercado registra un fuerte crecimiento a nivel calidad y que se consolida la desestacionalización del consumo
Por iProfesional
21.10.2021 16.13hs Vinos & Bodegas

Luego de un año complejo para el mercado de los vinos espumantes, dada la imposibilidad de realizar reuniones familiares, eventos sociales o celebraciones, la categoría tiene revancha, esto además impulsado por la desestacionalización del consumo, una tendencia que se viene afianzando en los últimos años. 

Según el último informe del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), si bien en lo que va del año se registra una tendencia a la baja respecto del consumo de vinos en general respecto del 2020, la demanda de espumantes viene repuntando. 

De acuerdo con las estadísticas del INV, en 2020 se consumieron 253.575 hectolitros, mientras que de enero a agosto el volumen alcanzó los 154.406 hl. En tanto, en lo que va del 2021, el consumo asciende a 181.034 hl, lo que implicó un alza del orden del 17%, con picos altos de crecimiento en los meses de abril (+121,5%), mayo (+181,8%) y julio (+43,1%) en referencia al mismo período de 2020.

"Si bien el consumo más fuerte de espumosos en Argentina suele ser durante el último trimestre, en lo que va del año se puede observar un crecimiento de casi un 20% Esto pone de manifiesto que cada vez estamos más cerca de la desestacionalización del producto. Este 2021 ya se consumió más del 70% del total de 2020. Son números más que alentadores teniendo en cuenta que en la mayoría de las bodegas las ventas de espumosos cada fin de año representan casi el 50% de su producción", explica Andrés Heiremans, gerente general de Bodega Cruzat, la única bodega argentina dedicada exclusivamente a la elaboración de espumosos bajo el método tradicional.

Andrés Heiremans, gerente general de Bodega Cruzat

"Hoy en día se ve más la desestacionalización de los espumosos, que ha ido cambiando de ser un vino de celebración a un producto esencial en el día a día. El consumidor vio que compartir una botella en pareja o en el círculo íntimo es algo que agrega mucho placer a la actividad diaria", agrega Heiremans. 

En paralelo, según explica Lorena Mulet, enóloga de Bodega Cruzat, en otros países el vino espumoso es un producto de consumo permanente: "Ya sea en aperitivos, comidas, fiestas o reuniones en general, los espumosos son preferidos y necesarios para cualquier momento. En Argentina, los espumosos están tomando cada vez más protagonismo de la mano de consumidores más atentos a los procesos y nuevos productos. Por eso hoy el desafío es seguir ofreciendo espumosos de calidad mundial y novedosos".

Lorena Mulet, enóloga de Bodega Cruzat

En el caso de Bodega Cruzat, este crecimiento además se vio fuertemente impulsado por dos grandes lanzamientos: Cruzat Pet Nat -elaborado bajo el método ancestral y que quebró stock a los tres meses de haber sido lanzado- y Cruzat Naranjo, el primer espumoso naranjo de Argentina.

"El argentino es muy curioso y siempre está en busca de novedades. Con el Pet Nat y el Naranjo, el consumidor vio en estos dos productos dos ofertas muy diferentes, pero con la calidad Cruzat y eso no sólo ayudó a que tenga una gran aceptación, sino también le dio un nuevo impulso el resto de nuestras líneas que ya venían con un crecimiento sostenido", señaló Mulet.