Más artículos

Emprendedores argentinos lanzan una solución para cuidar los cascos de protección

Emprendedores argentinos lanzan una solución para cuidar los cascos de protección
Se trata de un producto de nicho que permite a sus usuarios cuidar y resguardar su casco de forma innovadora, sencilla y estética
Por Cesar Dergarabedian
20.10.2020 10.05hs Tecnología

Francisco Pignocchi y su hermano Diego, a pesar de la incertidumbre de la pandemia, desarrollaron y comercializan un producto para todas las personas que se mueven en moto, bicicleta, o cualquier producto que requiera de un casco: Yes Balance Support.

Luego de buscar un diseño para este producto, realizaron bocetos, incursionaron en las impresiones 3D y recibieron el asesoramiento de un diseñador industrial. Un desafío fundamental fue la elección del adhesivo que permitiera al casco colocarse sobre la base y colgarse en la pared. Para esto, se acercaron a la empresa 3M.

Yes Balance Support se trata de un producto de nicho que permite a sus usuarios cuidar y resguardar su casco de forma innovadora, sencilla y estética. En la siguiente entrevista de iProfesional, Francisco Pignocchi explica los orígenes y el desarrollo de este emprendimiento:

-¿Cuándo y cómo surgió la idea de Yes Balance Support?

-La idea surge de la necesidad de poder dejar el casco en algún sitio seguro y sin riesgo de que ruede o se caiga cuando nos lo quitamos, cuando ya estábamos abajo de la moto.

Además, el casco por su anatomía, es una excelente cesta porta objetos, llaves, guantes, celulares, etc., y el no poder tenerlo en equilibrio fue lo que nos llevó a pensar que se podía hacer al respecto. Nos estábamos perdiendo de algo.

Esta idea surge hace mucho pero recién la llevamos a cabo hace algunos meses atrás, comenzamos en el proyecto a finales del 2019, luego la pandemia lo demoró todo un poco, pero sabíamos muy bien lo que buscábamos, lo veníamos pensando de antemano.

-¿Cómo fue el proceso para llegar a este producto?

-Comenzamos preguntándonos cuál sería la forma geométrica que contrarrestara la "esfera" de la mayoría de los cascos, la curvatura que teníamos que copiar o cómo teníamos que adaptarnos a ello.

Hoy la tecnología 3D facilita mucho en ese sentido, así que estuvimos varias sesiones de "Prueba y Error ́ durante un tiempo hasta que logramos el diseño y las características que buscábamos .

Luego, restaba definir el tipo de polímero o tipo de aleación de plásticos que usamos, en las etapas de pruebas habíamos investigado y descartado una lista de diversos materiales por factibilidad, costos y estética.

El emprendimiento aplica impresión 3D.
El emprendimiento aplica impresión 3D.

-¿Cuáles fueron los obstáculos de producto, comerciales y legales que tuvieron y cómo los superaron?

-En cuestiones legales no encontramos mayores inconvenientes, se registraron tanto la marca como el diseño y el desarrollo del mismo; los mayores obstáculos que encontramos fueron en adaptar nuestro presupuesto inicial a toda la producción y desarrollo en sí mismo.

Para ajustarnos al presupuesto hicimos ajustes en el diseño, optimizando materiales, incluso hasta se rediseño la plantilla donde va colocado el adhesivo para que este tuviera el menor de los desperdicios, eso fue algo en lo que nos ayudaron mucho desde la empresa 3M, y realmente cada cosa que optimizamos impacta en el costo y permitía que pudiéramos seguir en carrera con nuestro proyecto.

-¿En qué fase del proyecto se encuentran? ¿Dónde se puede adquirir el producto?

-En estos momentos ya hemos lanzado el producto al mercado, obviamente en medio de esta especial coyuntura, lo lanzamos en principio desde plataformas digitales y de a poco iremos haciendo alianzas con el sector de motos, bicicletas, monopatines, etc.

Yes Balance Support es un accesorio para cascos de todo tipo de disciplinas deportivas, con lo cual esperamos en breve desembarcar en otros deportes como la equitación, karting, snowboard, etc . El producto está disponible en nuestra tienda online y en nuestro Instagram.

-¿Por qué eligieron a 3M?

-Básicamente la razón fue que 3M ha estado presente a lo largo de mi vida en diferentes productos. Recuerdo la caja de herramientas de mi padre cuando yo era niño (tengo 46 años) y siempre había algo de 3M o una cinta adhesiva o un pegamento o un lubricante o algo, me llamó siempre la atención la simpleza y a la vez contundencia de su logo.

En fin, yo también con los años usé infinidad de sus productos y si bien hay otras marcas en el mercado, realmente mi confianza estaba depositada en 3M, su efectividad más que probada por los años y sobre todo, ahora mi producto en un punto eran efectivo en un 50% en la eficacia del adherente que yo escogiera, el usar 3M para nuestro producto en un punto era asegurarnos el éxito.

El accesorio apunta a los usuarios de rodados personales.
El accesorio apunta a los usuarios de rodados personales.

-¿Cuál es el monto de la inversión hasta ahora?

-Hasta ahora llevamos invertidos algo más de 7.000 dólares, para nosotros fue todo un esfuerzo reunir el dinero y un desafío . Esperamos tener éxito y seguir apostando al país y a la industria nacional en este sentido.

-¿Cómo es el modelo de negocio?

-En este sentido, apuntamos a un target en principio, usuario de motos y bicicletas, pero también lo estamos abriendo a el resto de actividades deportivas con uso de cascos que este producto les pueda ser funcional. En casi todas las actividades el tema de donde colgar o guardar el casco es un problema recurrente y nuestro Yes Balance Support viene a dar solución a ese problema, no importa la disciplina deportiva que sea.

-¿Cómo afectó la pandemia a sus planes y cómo la enfrentaron?

-La pandemia nos tomó obviamente de sorpresa, peor aún, nos tomó en pleno proceso de pruebas de matriz y ajustes para luego comenzar a inyectar las primeras piezas y comenzar a trabajar y hacer experimentos y pruebas de resistencia sobre las mismas ... así que a la ansiedad con la que veníamos , debemos sumarle la incertidumbre de no saber cuándo podríamos volver a retomar ese proceso en el que nos encontrábamos .

Fueron días de idas y vueltas, pero nos fuimos adaptando y entendiendo que había tiempos que lamentablemente no dependían de nosotros, así que respiramos hondo y volvimos a llenarnos de paciencia, no quedaba otra.

Luego cuando los tiempos o los protocolos de trabajo estuvieron un poco más claros pudimos volver a retomar la marcha, finalizar algunos procesos, y finalmente tuvimos nuestros productos terminados. Un nuevo aprendizaje en esta vida al final del día, ¿no?