Más artículos

El CEO de Microsoft anticipa el futuro de la educación en una conferencia de Telefónica

El CEO de Microsoft anticipa el futuro de la educación en una conferencia de Telefónica
Se compartirán herramientas para los retos de la pandemia y extraer conclusiones prácticas en torno al debate sobre la educación en la era digital
Por iProfesional
19.10.2020 10.29hs Tecnología

La Fundación Telefónica Movistar, la IE University, la Fundación Santillana y South Summit presentaron la tercera edición de enlightED Virtual Edition 2020, un encuentro sobre los retos educativos en la era digital que reunirá a expertos mundiales en educación, innovación y tecnologías aplicadas a la educación desde este lunes al viernes.

Según informó la fundación a iProfesional en un comunicado, en esta ocasión reunirá a 20.000 participantes de más de 20 países del mundo. Se reflexionará sobre los retos que la Covid-19 plantó en el aprendizaje, la enseñanza y el trabajo.

La transmisión será en línea con la participación de expertos internacionales en educación, tecnología e innovación. Se compartirán herramientas para los retos de la pandemia y extraer conclusiones prácticas en torno al debate sobre la educación en la era digital. Durante enlightED Virtual Edition 2020, se presentará una selección de mejores prácticas del ámbito escolar, universitario y corporativo. 

Entre otros expositores, hablarán Steven Pinker, Salman Khan, Rose Luckin, Hadi Partovi, Rebecca Winthrop, Satya Nadella (CEO de Microsoft), Mariya Gabriele e Isabel Celáa.

Agustina Catone, directora de la Fundación Telefónica Movistar Argentina, destacó: "Instancias como éstas nos permiten detenernos, tomar perspectiva, analizar, debatir, intercambiar ideas sobre cuestiones cruciales como son la educación y el mundo del trabajo. Si siempre lo han sido, cuánto más en este contexto donde la pandemia ha abierto, gracias a la tecnología, horizontes y posibilidades antes impensados para el desarrollo humano". Para inscribirse y participar de manera virtual ingresar aquí

Plataformas virtuales para educación

Mientras en la mayoría de las provincias y en la Ciudad de Buenos Aires aún se discute la posibilidad de reabrir las escuelas, la mayoría de los chicos y chicas del país siguen tomando clases virtuales en todos los niveles de la educación pública y privada.

Durante los primeros meses del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) se especuló con un potencial regreso a clases presenciales en agosto, después de las vacaciones de invierno y sobre todo para los alumnos que terminaban un ciclo y pasarán a otro el año próximo.

Pero a medida que las cifras de contagios de Covid-19 se siguen incrementando con cifras récord jornada tras jornada, era imposible que la educación de jóvenes y adultos no continuara mediante clases virtuales.

En la Argentina se diseñó, sin embargo, lo que el ministro de Educación Nicolás Trotta, una "agenda analógica" y muchos de los chicos en edad escolar continuaron su educación completando cuadernillos con ejercicios y haciendo uso de los cientos de horas de clases que se emitieron por la TV Pública. Esta decisión tuvo que ver con la imposiblidad de que todos los alumnos del país accedan frecuentemente a una conexión a Internet y a dispositivos que les permitieran tomar clases virtuales.

Así y todo, en escuelas y universidades los docentes debieron lanzarse de improviso y con urgencia al universo del e-learning, un ámbito en el cual muchos no contaban con experiencia ni fueron capacitados al respecto. De un día para el otro había que adaptar la currícula al mundo online, a pocos días de haber iniciado las aulas tradicionales. No obstante esto no impidió que dieran clases virtuales.

La mayoría de los docentes fueron variando las metodologías y las plataformas utilizadas para las clases virtuales. No dudaron en conectarse con sus alumnos vía grupos en redes sociales, dándoles clases virtuales mediante "vivos" en las mismas, y armaron también redes de contactos de WhatsApp para mantener una comunicación directa con los alumnos.

Para muchos chicos fue muy fácil la adaptación a las clases virtuales, ya que contaban con los dispositivos y la conexión necesaria, además de la experiencia y de familias que acompañaran ese proceso. Para otros, fue un calvario y no se hallaron nunca incluidos en esta metodología de clases virtuales, que no necesariamente les resulta sencilla solo por ser "nativos digitales".

Con muchísimo esfuerzo y voluntad, los maestros y profesores de todos los niveles fueron probando metodologías y plataformas online hasta encontrar la que mejor se adaptaba a sus necesidades para clases virtuales y las de sus alumnos.

A continuación te contamos cuáles son algunas de las mejores plataformas digitales y las más utilizadas para dar clases virtuales.

Las plataformas más conocidas para dar clases virtuales

Google Classroom fue una de las plataformas preferidas para dar clases virtuales
Google Classroom fue una de las plataformas preferidas para dar clases virtuales

Al principio de la pandemia la mayoría de los docentes se volcó por seguir comunicado con sus alumnos mediante las herramientas gratuitas que ya conocían y manejaban, como los grupos de Facebook organizados por curso y con videos en vivo para las horas de clases virtuales, o los grupos de WhatsApp.

En el caso de muchas universidades y escuelas privadas, se usaron los propios campus digitales de los que ya disponían para dar clases virtuales.

Y se sumaron los que dieron clases virtuales mediante las mismas plataformas gratuitas de videollamada que más se popularizaron durante la pandemia: Zoom y Google Meet.

Pero en la mayoría de los casos estas plataformas no están pensadas específicamente para dar clases virtuales ni llevar adelante cursadas completas. Hay otras que permiten grabar las lecciones, compartir documentos, recibir trabajos de los alumnos, tomar exámenes y hasta calificar.

A medida que se fue extendiendo el ASPO muchos docentes comenzaron a animarse a planificar en esas plataformas gratuitas sus clases virtuales, empezando por las que provenían de las marcas más conocidas y confiables de la tecnología, como Google Classroom y Microsoft Teams.

Google Classroom es hoy parte del paquete de G Suite que Google tiene disponible en la nube alrededor de mundo. En este caso es un paquete de servicios y productos gratuito para que los docentes puedan dar clases virtuales con evaluaciones personalizadas y adaptadas a las necesidades de la materia y del profesor.

Tanto profesores como alumnos pueden acceder a través de cualquier computadora o dispositivo móvil a las clases virtuales, las tareas asignadas y los materiales del curso. Según datos de la empresa, actualmente la herramienta es empleada por más de 90 millones de profesores y estudiantes, y pueden ser utilizadas desde cualquier dispositivo. G Suite for Education está disponible en 44 idiomas.

Puede realizar videollamadas o clases virtuales de hasta 250 participantes por vez, transmitir en vivo con hasta 100.000 visualizaciones dentro de un mismo dominio -lo que permite realizar asambleas escolares virtuales o streamear una lectura- o guardar las clases virtuales grabadas para que los alumnos puedan presenciarlas cuando cuenten con conexión a Internet.

Google Classroom se complementa con otros productos de G Suite, como Google Meet para videoconferencias, Google Form para tomar exámenes con cuestionarios, imágenes o videos; YouTube! para enlazar videos, las hojas de cálculo o documentos de Google, el Drive para almacenar información e incluso el producto conocido como "Google Académico" o Google Schoolar, que destaca bibliografía científica y sirve en investigaciones.

La herramienta de trabajo Microsoft Teams también se usó para dar clases virtuales
La herramienta de trabajo Microsoft Teams también se usó para dar clases virtuales

Otra herramienta muy reconocida para dar clases virtuales fue Microsoft Teams, que si bien sirve para que trabajen los equipos de las empresas también puede ser útil para organizar la cursada. Esa aplicación puede descargarse en una computadora o utilizarse de forma gratuita en la versión web.

Durante la pandemia alcanzó los 75 millones de usuarios activos diarios, y así como con Classroom, es posible combinar su uso con otras soluciones de Microsoft como Office 365, como Word, Excel, PowerPoint, OneNote.

La ventaja es que los docentes pueden dar clases en vivo y dejarlas grabadas en aulas colaborativas en las que intercambian mensajes privados o en el chat grupal con sus alumnos.

Otra de la grandes marcas del mundo tecnológico que sumaron sus herramientas para dar clases virtuales fue la argentina Globant. Ante el desafío educacional que supuso la pandemia, y como parte del "Programa Seguimos Educando" desarrollado por el Ministerio de Educación de la Nación, Globant y Acámica pusieron a disposición más de 20 unidades de aprendizaje orientadas a desarrollar habilidades digitales (HTML, CSS, Javascript, diseño) y despertar la curiosidad en temas como negocios, emprendimiento y tecnología a una audiencia ilimitada.

Asimismo unos 350 "Globers" o empleados de este unicornio argentino se sumaron a la iniciativa de voluntariado "Ayudamos a tu escuela" mediante la cual brindaron orientación sin costo en la implementación de su estructura digital, que permita minimizar la interrupción de clases en este periodo de cuarentena. Mediante esa iniciativa se brindó asesoramiento a 188 escuelas y más de 1500 de docentes para implementar estructura digital que permita minimizar la interrupción de clases en este periodo de cuarentena.

Y otros docentes fueron también por otro gran recurso para las clases virtuales: Moodle. No proviene de una de las empresas gigantes de Internet pero es la más reconocida y confiable en el mundo de la educación virtual. Por eso muchos docentes se animaron a utilizarla para dar sus primeras clases virtuales.

Es directamente una plataforma específica para aprendizaje en un sistema integrado que puede personalizarse. Es gratuito y está financiado por una red mundial de cerca de 80 compañías de servicio. Supera los 200 millones de usuarios a nivel mundial.

Moodle fue diseñada por psicólogos y psicopedagogos como herramienta de creación de aulas virtuales, que puede diseñarse con facilidad y sin necesidad de conocer códigos de programación. Así ofrece la posibilidad de que cada escuela o docente la adapte a sus necesidades a la hora de dar clases virtuales.

Clases virtuales y trabajar en equipo

Muchos chicos en la Argentina continuaron este año el ciclo lectivo mediante clases virtuales
Muchos chicos en la Argentina continuaron este año el ciclo lectivo mediante clases virtuales

Muchas de las mejores plataformas para dar clases virtuales y para cursarlas derivan de las herramientas para capacitaciones y reuniones por videollamada que se pensaron originalmente para que utilizaran los equipos de trabajo en las empresas.

Algunas de las firmas que desarrollaron software de gestión para este fin armaron además una herramienta de clases virtuales.

Por ejemplo, Zoho Corporation desarrolló Zoho Classes, una plataforma gratuita para instituciones educativas que permite, entre otras funciones, gestionar contenido audiovisual, videoconferencias, apps de salones de clases y manejo de tareas.

En esa plataforma se pueden dar clases virtuales cargando cursos, transmitiendo en vivo, compartiendo tareas y poniendo plazos, siendo de fácil comprensión para profesores, directores, alumnos y padres.

Esa aplicación puede usarse con un período de prueba gratuito por 3 meses para toda Latinoamérica y a la vez es totalmente abierta y gratuita para instituciones de menos de 100 alumnos.

La ventaja que tiene Zoho Classes es que el programa está construido con diversas capas de seguridad, lo que asegura la privacidad de los usuarios y de todos sus datos personales. Los profesores y estudiantes podrán ingresar por la misma aplicación, pudiendo ser todo lo enviado o recibido, monitoreado por el director o administrador de la institución, cuidando a los alumnos y docentes.

Es importante tener en cuenta que los estudiantes solo pueden unirse a los grupos mediante una invitación directa que la institución debe enviar. Y toda la información procesada por la plataforma se aloje en la nube privada de la compañía, lo cual suma los estándares más altos de seguridad global.

Otra plataforma que cobró notoriedad durante la pandemia fue Blended, creada inicialmente para facilitar la comunicación entre las instituciones escolares y las familias.

Desde esta empresa notaron cómo los colegios buscaron rápidamente cómo continuar los ciclos lectivos de los chicos dando clases virtules, utilizando herramientas como chats, webs o videollamadas, adaptándose a la nueva modalidad de trabajo. "Pero, prontamente, debieron orientarse hacia recursos más completos y diseñados pedagógicamente para sostener el proceso de enseñanza ya que la utilización de esta gran cantidad de herramientas es ineficiente y no permite lograr una comunicación clara y fluida con las familias. Además, no permiten a la institución controlar y organizarse correctamente ni tampoco cumplen con las expectativas de los docentes para poder realizar clases virtuales exitosas", apuntaron desde la empresa.

Blended se encuentra ya en ese mercado y brinda servicio a más de 600 instituciones distribuidas en 8 países. En la Argentina la utilizan más de 190 colegios ubicados en diferentes provincias.

Según aseguran desde la empresa, la plataforma tiene los siguientes beneficios:

  • Mantiene informada a toda la comunidad, mediante el envío de comunicados, imágenes o archivos, así como la creación de eventos que se sincronizan automáticamente con los celulares de las familias.
  • Provee a los alumnos de un aula virtual donde intercambiar publicaciones, tareas, videos, etc.
  • Integra herramientas de educación a distancia como Kahoot, Quizlet, Youtube, Zoom, Google Meet, entre otras.
  • Genera informes pedagógicos que ayudan a retroalimentar el proceso de aprendizaje, adaptar contenidos, hacer devoluciones orientativas a los estudiantes y priorizar el vínculo con las familias.

Clases virtuales y plataformas temáticas

Hay plataformas que permiten que los jóvenes tomen clases virtuales de Matemática
Hay plataformas que permiten que los jóvenes tomen clases virtuales de Matemática

Más allá de estas plataformas generales para dar clases virtuales, la pandemia y la extensión de la educación a distancia potenció también el avance de plataformas temáticas de nicho, especializadas en determinado tipo de habilidades o por área de estudio.

Una de ellas fue Matific. Se trata de una tecnología que apunta a enseñar matemáticas mientras promueve una mentalidad de superación y crecimiento en cada alumno, fomentando la comprensión de los conceptos básicos de la disciplina y la resolución de problemas de manera lúdica e impulsando un aprendizaje que trasciende las barreras lingüísticas.

Esta herramienta digital permite que cada estudiante autogestione su aprendizaje a su propio ritmo, de acuerdo a episodios de aprendizaje que sean establecidos previamente por su docente.

La plataforma utiliza juegos interactivos virtuales para enseñar y también posibilita que los docentes puedan seguir en tiempo real el desempeño de los estudiantes. Además, Matific se alinea en su totalidad con el diseño curricular de cada país y es reconocida y ha sido recomendada en más de 45 países por padres y docentes de niños en nivel inicial y primario.

Desde la empresa creada en Israel por matemáticos, ingenieros de software y especialistas en juegos aseguran que los resultados educativos de los niños y las niñas que interactúan con la plataforma han mejorado hasta un 34%. Actualmente, el sistema es utilizado en más de 45 países en 25 idiomas diferentes.

Temas relacionados