Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

El debate sobre Conectar Igualdad: ¿tiene sentido insistir con netbooks o deben ser desplazadas por smartphones?

El debate sobre Conectar Igualdad: ¿tiene sentido insistir con netbooks o deben ser desplazadas por smartphones?
Además de las computadoras personales, ¿qué soportes tecnológicos habría que sumar en esta nueva versión? ¿Tabletas, teléfonos móviles?
Por Cesar Dergarabedian
28.01.2020 06.42hs Tecnología

La imagen de centenares de estudiantes secundarios con sus netbooks, entregadas en el marco del programa Conectar Igualdad, fue uno de los símbolos de los dos gobiernos de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Pero a casi 10 años de su lanzamiento, y ante los anuncios oficiales de su regreso, ¿tiene sentido insistir con el modelo de entrega masiva de computadoras portátiles, que involucró en un lustro a cinco millones de netbooks y 1.428 aulas digitales en todo el país, en una época donde los teléfonos móviles son omnipresentes y donde también las tabletas pujan por ocupar un lugar en el aula?

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, fue claro al anunciar en una entrevista con el diario Página/12: "El Estado nacional debe asumir que cada niño o niña, cada adolescente tenga libros y tenga una computadora, porque es un ejercicio básico de ciudadanía, con un impacto enorme en los procesos de enseñanza y aprendizaje, no sólo en términos individuales sino también en términos familiares".

"Pensamos que tienen que ser netbooks, por el uso que permiten, que se vincula también a una agenda, porque el desafío que tiene la Argentina en el presente es acompañar la grave situación social", dijo el funcionario.

La viceministra de Educación de la Nación, Adriana Puiggrós, puso unos días después del anuncio de Trotta algunos reparos, como consecuencia del estado en que dejó este programa la administración Macri: "El plan fue desarticulado, abandonado y estamos en este momento haciendo un balance, un inventario de lo que ha quedado", acusó en declaraciones radiales.

"Hay lugares donde están rotos los equipos. De pronto encontramos provincias con conexión y otras sin conectividad. Hay muchos municipios que hay que conectar", describió la viceministra.

Puiggrós anticipó que la nueva versión abarcará más soportes digitales y no se limitará sólo a la computadora: "Estamos con toda la decisión de renovarlo y usar múltiples plataformas como los celulares. El celular se ha convertido en una pequeña computadora", reconoció. "Faltan meses para que vuelva a funcionar el plan. En algunas regiones se hará más rápido, hay provincias que se hicieron cargo ellas y siguió funcionando", destacó.

Como informó iProUP en esta nota, entre los fabricantes el regreso del Conectar Igualdad es esperado con gran expectativa: "Estamos terminando de trabajar en el proyecto, al que ya se sumaron 20 empresas con la idea de producir computadoras portátiles con contenido nacional", dijo a ese medio en esa nota  Carlos Scimone, gerente de CAMOCA, la entidad que nuclea a fabricantes y distribuidores de artículos electrónicos.

¿Grieta tecnológica?

Pero queda planteado el debate: además de las computadoras personales, ya sea en el aula o en el hogar, ¿qué soportes tecnológicos habría que sumar en esta nueva versión? ¿Tabletas, teléfonos móviles?

"Cada vez más el tamaño de pantalla depende de la circunstancia, quizá llevo una laptop a la escuela o oficina por un tema de comodidad, pero accedo a los mismos lugares y realizo casi las mismas tareas que hago en el celular o tablet cuando me traslado", respondió ante iProfesional Dardo Ceballos, ex director de Gobierno Abierto en la provincia Santa Fe, donde creó e impulsó el laboratorio de innovación pública.

Ex director de la investigación de evaluación de impacto del Conectar Igualdad en la Argentina entre 2011 y 2013, recordó que "al fin y al cabo nuestro ‘escritorio’ ya no está en un dispositivo, está en la ‘nube’, que es decir está en servidores que son propiedad de alguien, y ese es uno de las decisiones que tenemos que tomar sobre la tecnología, en manos de quién ponemos todos los contenidos del sistema educativo argentino que estén en esas miles de ‘nubes’ a los que alumnos y docentes accederán desde diversas pantallas".

Ceballos fue más allá de la dicotomía netbooks versus celulares: "Lo que hay que incorporar con más fuerza sin dudas son otras tecnologías digitales que se conectan a esas pantallas como placas de hardware libre como Arduino o Raspberry, diferentes sensores y controladores, para trabajar en robótica, domótica, o impresoras de fabricación digital con las que se puede revolucionar todo el sistema educativo y enfocarlo hacia la próxima revolución que será inevitable en la industria y el entramado productiva, con las consecuencias sociales que eso siempre trae".

Dante Moreno, subsecretario de Tecnologías, Conocimiento e Innovación del Gobierno provincial de La Pampa, apuntó ante iProfesional a otra alternativa: "Si fuera posible, desde lo financiero, sostendría el modelo de ADM (aulas digitales móviles) para todos los niveles y modalidades del sistema educativo con una dotación de tablets y/o netbooks y/o smartphones y ampliaría la incipiente dotación de dispositivos para la robótica e IoT (Internet de las cosas) aplicada a la educación".

Moreno, quien trabajó entre 2016 y 2019 como director general de Tecnologías para la Gestión Educativa, y entre 2014 y 2015 como coordinador del Conectar Igualdad y del programa Primaria Digital, también propuso revisar "la gradualidad tecno-pedagógico-didáctica desde el nivel inicial, el primer ciclo de primaria, el segundo ciclo de primaria, el ciclo básico de secundaria y el ciclo orientado de secundaria. Aun no hemos construido el corpus de conocimiento y competencias a desarrollar completo y dinámico que deben de poseer y ejecutar los/las formadores de docentes, los/las docentes y las/los estudiantes".

La provincia de San Luis fue pionera en la inclusión digital, algunos años antes del Conectar Igualdad. El programa puntano se construyó a partir de la autopista de la información que provee acceso gratuito a Internet a través de redes Wi-Fi y de otras tecnologías en toda la provincia. Recién después de garantizar ese acceso se entregaron netbooks a alumnos del ciclo primario, a diferencia del Conectar Igualdad, que involucró a estudiantes secundarios.

Alicia Bañuelos, actual ministra de Ciencia y Tecnología de la provincia cuyana, fue la factótum de ese programa. Frente al regreso del Conectar Igualdad, lo consideró ante iProfesional como "auspicioso", y recordó que ese plan "distribuyó computadoras que hasta la fecha se siguen utilizando incluso en alumnos que ingresan a la universidad".

Más allá de netbooks o smartphones, Bañuelos consideró que "lo importante es que dispongan de conectividad y de planes que permitan el aprendizaje de utilización de la red en su proceso de formación y que les permitan aprender a programar". 

Mientras Bañuelos comparte su visión desde la cúspide de la gestión tecnológica de una provincia, Daniel Finquelievich aporta su punto de vista desde la base. Este profesor de Historia e integrante del Instituto de Formación Docente Continua de la ciudad rionegrina de San Antonio Oeste consideró "esperanzador" el regreso del Conectar Igualdad. Y más allá de netbooks y celulares, dijo que se deben distribuir estos soportes, "todos los disponibles pero que queden en la escuela y que las instituciones estén abiertas".

"Creo que el desafío está en la apertura de las escuelas y el uso compartido. Es más ecológico, fomenta la cooperación y la solidaridad", dijo a iProfesional Finquelievich desde el principal puerto rionegrino.

Tiempo de robots

Además de la entrega de dispositivos como computadoras, tabletas y/o celulares, ¿la nueva versión del Conectar Igualdad debería contemplar otros elementos? Por ejemplo, proveer aulas digitales, kits de robótica, acceso de banda ancha a Internet para fines pedagógicos en las escuelas, reforma de los contenidos pedagógicos, capacitación de los docentes en el uso de las herramientas tecnológicas.

Para Ceballos no hay dudas: "En el año 2020 no basta con entregar pantallas con sistemas operativos. Estas apenas sirven para controlar una serie de dispositivos que alumnos y docentes más temprano que tarde van a demandar y utilizar en sus prácticas cotidianas, y la conectividad es clave, pero en eso se viene trabajando desde la primera versión del programa".

Bañuelos distinguió que "la conectividad, los dispositivos y la formación son tres pilares de la inclusión digital en todas sus fases, por lo que si alguno falla la inclusión no se logra. La enseñanza de la programación abarca todos los temas como la robótica, IoT o la inteligencia artificial. En este punto en tantos otros es importante la capacitación docentes".

Moreno apuntó a la conectividad: "Internet de calidad (velocidad bajada/subida por concepto prosumidor y redes lntranet para alta densidad de conexiones) es ya imprescindible. Los colegios deberían tener la velocidad/ancho de banda simétrica de acuerdo a su mayor curricula simultánea y además lo necesario para otros servicios (red administrativa, telefonía IP, videoconferencia, etc.)".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Tecnología
Te puede interesar