Más artículos

¿Cuántas diferencias hay en la calle?: abrí bien los ojos y descubrilas

¿Cuántas diferencias hay en la calle?: abrí bien los ojos y descubrilas
Hallarlas puede ser difícil debido a una protección que aplica nuestro cerebro. ¿Por qué es difícil encontrarlas? Las respuestas de los científicos
Por iProfesional
04.12.2020 13.41hs Recreo

En la siguiente imagen deberías encontrar varias diferencias. Sin embargo, hallarlas puede ser difícil debido a una protección que aplica nuestro cerebro.

En la calle hay cinco diferencias y te invitamos a descubrirlas. Si querés saber por qué cuesta tanto encontrarlas, ello se debe principalmente a una cuestión científica denominada "continuidad de campo".

 

¿Sabías que el cerebro muchas veces se encarga de "protegernos" de los cambios? Christopher Chabris y Daniel Simons, ganadores de un premio Nobel por su trabajo sobre la ciencia de las ilusiones que experimentamos en nuestra vida cotidiana, demostraron con innumerables ejemplos, que esa realidad que suponemos tan sólida se desvanece en el aire de nuestra percepción y nuestros cerebros.

Su investigación generó un besteller titulado "El gorila invisible y otras maneras mediante las cuales nuestra intuición nos engaña", donde se explica la ciencia y cómo reaccionamos internamente.

Pasa en errores de películas, o en el día a día, donde incluso podemos leer un texto mal redactado sin darnos cuenta de que nuestro cerebro "lo corrige".

Aparentemente, estas ventajas de "no ver" se deben a la "continuidad de campo" que hace que el cerebro confunda visualmente objetos similares vistos en un periodo de tiempo de 15 segundos. De ahí que un pequeño cambio casi puede pasar desapercibido aún cuando sepamos que allí hay algo "mal ubicado".

La continuidad de campo y las diferencias

Nuestro cerebro asume que la apariencia de los objetos de nuestro entorno es igual a la que vimos hace un momento, por ello nos puede suceder que al buscar las diferencias entre dos imágenes, terminemos "devanándonos los sesos" para encontrarlas. En realidad están a simple vista, pero nuestro cerebro se encarga de ocultarlas para que no nos confundamos con el sentido de la vista.

 

"La continuidad de campo suaviza lo que de otro modo sería una percepción agitada de las características de los objetos a lo largo del tiempo", explicó David Whitney, profesor asociado de psicología en la Universidad de Berkeley. Según el especialista, "esto es sorprendente, porque significa que la exactitud visual se sacrifica por el bien de una percepción continua y estable de los objetos".

Temas relacionados
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído