Más artículos

Batalla en las rutas: por el paro de transportistas ya se desechan alimentos, falta acero y siguen paralizadas las automotrices

Batalla en las rutas: por el paro de transportistas ya se desechan alimentos, falta acero y siguen paralizadas las automotrices
La medida de fuerza que llevan adelante los transportistas independientes paralizó el movimiento de granos y la siderurgia. Pedidos de intervención oficial
Por Patricio Eleisegui
21.01.2021 12.53hs Negocios

El paro que vienen llevando a cabo los transportistas independientes agrupados en Transportistas Unidos de Argentina (TUDA) está a un paso de cumplir la semana. Y los alcances y la intensidad de la medida de fuerza, basada en el corte de rutas, levantaron la temperatura entre los actores de la economía que se ven afectados, que en las últimas horas difundieron sendas quejas a la par de exigir la intervención directa del Gobierno.

El miércoles por la tarde, otras entidades del transporte de carga incluso pidieron al oficialismo que garantice la libre circulación. Según pudo saber iProfesional, las organizaciones entablaron un diálogo directo con el Ministerio de Transporte con el fin de solicitar acciones que reactiven el movimiento de mercaderías.

En Santa Fe, el ministro de Seguridad Marcelo Saín incluso anticipó que si no hay un levantamiento inmediato de los piquetes hará intervenir a la fuerza pública para desarmar los bloqueos.

La mencionada Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos, lideran la nómina de las provincias con más volumen de cortes.

Mientras tanto, el agronegocio y el sector industrial no pierden ocasión de detallar los efectos negativos que la protesta les genera. En el caso de los agropecuarios, durante la última jornada los puertos del gran Rosario recibieron apenas 486 camiones versus los 3.387 que arribaron a las terminales hace exactamente una semana. Ya en el caso de los muelles de Bahía Blanca y Necochea, el ingreso fue igual a 0.

Por su parte, la Unión Industrial Argentina (UIA) indicó que "los cortes afectan particularmente a la industria en función del desabastecimiento de insumos, las complicaciones para distribuir los productos y la detención de líneas de producción".

La entidad destacó que "los cortes de rutas estratégicas en las provincias con mayor densidad industrial impiden la circulación tanto de los transportes que abastecen con materias primas e insumos, como los que retiran para la distribución los productos terminados de los distintos establecimientos fabriles".

En ese sentido, puso el acento en la industria alimenticia y de bebidas "donde la mercadería refrigerada se vio comprometida y en algunos casos, incluso, debió ser desechada por la ruptura en la cadena de frío".

Según informó iProfesional a principios de esta semana, Fiat y Renault, dos automotrices con plantas en Córdoba, paralizaron la línea de producción "ante la falta de autopartes" derivada de la protesta de camioneros, lo que provocó "la suspensión de operarios".

La industria siderúrgica también expresó su preocupación por los piquetes de los transportistas al asegurar que "comienza a manifestarse un faltante de productos semielaborados, necesarios para la fabricación y el abastecimiento de productos finales para varias cadenas productivas como construcción, agro, línea blanca y autopartes".

El paro derivó en faltantes de piezas importadas por las automotrices.
El paro originó un faltantes de piezas importadas para las automotrices que operan en Córdoba.

En tanto, la Cámara Argentina del Acero señaló que "se está trabajando casi a total capacidad para permitir el normal abastecimiento de bienes necesarios para los distintos segmentos de mercado".

"En este momento tan desafiante para la cadena de producción de acero, creemos que es imperioso llamar al diálogo y evitar medidas que ponen en riesgo el trabajo de una enorme cantidad empresas y personas que, de manera directa o indirecta, se ve perjudicada por este accionar", sostuvo la entidad.

Se estima que del lunes a esta parte la distribución de cerca de 4.000 toneladas de acero -destinada a ámbitos como la construcción- se vio interrumpida por la medida de fuerza.

El reclamo de fondo

TUDA reclama una tarifa de 85 pesos por kilómetro y mejoras en la infraestructura de las rutas, entre otros pedidos.

"Se trata de un reclamo a nivel nacional para el autotransporte de carga por la situación de emergencia que estamos teniendo: no podemos afrontar los altos costos logísticos que tenemos hoy en día", declaró al respecto Daniel Carlucci, uno de los voceros del gremio.

Entre otras variables que explicarían el paro, argumentó que en los últimos meses hubo seis aumentos de combustible.

La medida de fuerza redujo a cero la actividad en los puertos de la provincia de Buenos Aires.
La medida de fuerza redujo a cero la actividad en los principales puertos de la provincia de Buenos Aires.

"Arrancamos el año con alzas en los costos de un 30 por ciento en seguros, 45 por ciento en técnica, 55 por ciento en los pesajes en Buenos Aires. Es imposible transferir eso a la tarifa", dijo. En contrapartida, en diciembre último la tarifa del autotransporte de carga se incrementó 19,5 por ciento.

"Estamos trabajando a pérdida. No llegamos a obtener la necesaria rentabilidad del 30 por ciento. Tampoco hay créditos flexibles para el transportista", concluyó el vocero.

Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído