Más artículos
Preocupado por la caída de la economía, el Gobierno se acerca a empresarios y ya piensa en la reactivación post pandemia

Preocupado por la caída de la economía, el Gobierno se acerca a empresarios y ya piensa en la reactivación post pandemia

Preocupado por la caída de la economía, el Gobierno se acerca a empresarios y ya piensa en la reactivación post pandemia
Les dijo que el Gobierno no pretende estatizar empresas y que el desarrollo futuro también depende del aporte de los hombres de negocios
Por Andrés Sanguinetti
03.06.2020 21.00hs Negocios

De un lado de la larga mesa rectangular armada para recibir a los empresarios se encontraban los principales hombres del Gobierno. Del otro lado, los más importantes hombres de negocios de la Argentina. Todos, convocados para mantener un encuentro que varios de los asistentes calificaron como "social" y orientado a recomponer los vínculos y dejar de lado ciertos resquemores entre el Ejecutivo y el establishment, más que nada después de los episodios protagonizados con Techint y su líder, Paolo Rocca, al inicio de la cuarentena.

De esa forma, el presidente Alberto Fernández recibió durante la tarde de este miércoles 3 de junio en la Residencia de Olivos a un grupo de empresarios con quienes analizó el avance de la economía en el contexto de las medidas aplicadas para mitigar el coronavirus.

En una de las puntas de la mesa, Alberto Fernández, secundado por los ministros de Interior, Eduardo de Pedro y de Economía, Martín Guzmán, además de los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz y General de la Presidencia, Julio Vitobello, así como el jefe de Asesores, Juan Manuel Olmos.

Una verdadera exhibición de gabinete para recibir, por el lado de los empresarios, al titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo; representantes de Aluar, Javier Madanes Quintanilla; de Arcor, Luis Pagani; de Grupo Murchison, Roberto Murchison; de Accenture, Sergio Kaufman; de Molinos Río de La Plata, Luis Pérez Companc. También las máximas autoridades de Pan American Energy, Marcos Bulgheroni; Mariano Bosch, de Adecoagro, Daniel Herrero, de Toyota y Luis Pérez Companc, de Molinos.

Es decir, 16 personas que, según la foto enviada por el área de prensa de Presidencia, no respetaron los dos metros de distanciamiento social y que tampoco utilizaron medidas de protección como tapabocas durante las dos horas que duró el encuentro.

Pero más allá de ese detalle, todos escucharon atentamente las palabras del Presidente, quien trató de despejar dudas sobre los vínculos que el Gobierno quiere tejer con el empresariado una vez que finalice con el combate contra el coronavirus y se llegue a un acuerdo con los acreedores externos para renegociar la deuda soberana.

Un reencuentro sin "fantasmas"

"No hay desarrollo sin ustedes y nadie está en contra de ustedes", fue la frase que pronunció el Jefe de Estado más festejada por el establishment durante las dos horas en las que se extendió el encuentro.

Una frase con la que se podrían alejar fantasmas sobre las supuestas intenciones oficiales para estatizar empresas o de generalizar el impuesto a la riqueza que tanta preocupación despierta entre los hombres de negocios.

Por eso, consideraron que las declaraciones vienen a respaldar lo que el Presidente, durante un viaje a la provincia de Formosa, dijo sobre el plan de la diputada kirchnerista Fernanda Vallejos para capitalizar ayuda estatal en acciones de las empresas que están recibiendo ese auxilio financiero, al cual calificó de "ideas locas".

Acevedo
Fernández recibió información sobre la situación de las empresas de parte de Miguel Acevedo, titular de la UIA.

Según varios de los participantes, se notó al Jefe de Estado de buen ánimo y con ganas de explicar las variantes que el Gobierno analiza para poner en marcha la economía luego de que finalice la lucha estricta contra la pandemia del Covid-19.

De hecho, Miguel Acevedo, titular de la UIA y de AGD, remarcó que el empresariado no intenta imponer un plan propio sino de acercar datos sobre los sectores más comprometidos por la crisis actual.

También Javier Madanes, presidente de Aluar, explicó que el eje del encuentro estuvo en torno a desandar ciertas molestias y cortocircuitos anteriores relacionados al rol del Estado en la economía y con relación al sector privado que, en ciertos sectores, generan una especie de alergia inmediata.

"Fue un encuentro para calmar las aguas y para analizar las diferentes realidades que cada sector y empresa atraviesan", contó Madanes a iProfesional al término del encuentro.

Qué se discutió en la cumbre

Si bien los temas giraron en torno a medidas o versiones sobre el avance del Estado en el sector privado, el proyecto para aprobar un nuevo impuesto a la riqueza no fue tratado durante la reunión.

Por el contrario, y a partir del buen humor presidencial, los hombres de negocios también pudieron conocer detalles sobre la renegociación de la deuda que lleva adelante la Argentina con los bonistas extranjeros.

Según varios de los presentes del encuentro, no se trataría de un tema de corta resolución sino más bien de largo aliento y por esa razón recibieron el pedido presidencial de apoyo para las conversaciones orientadas a cerrar un acuerdo que también ayude a encaminar la economía argentina antes de que finalice el año.

Quizá para reafirmar su frase más celebrada, en otro momento de la reunión el Jefe de Estado les aclaró que el Gobierno "no quiere perseguirlos" sino pedirles ayuda para lograr la recuperación de la economía post pandemia.

Fernández dio detalles sobre la negociación por la deuda y habló sobre la economía que vendrá.
Fernández dio detalles sobre la negociación por la deuda y habló sobre la economía que vendrá.

Por eso también les prometió que tras levantar el pie de las restricciones por el coronavirus y una vez alcanzado el acuerdo con los bonistas se levantará el pie de medidas que en la actualidad frenan el acceso de fondos, especialmente a las empresas que operan en comercio internacional y que necesitan dólares para importar.

Un tema que también fue abordado por Alberto Fernández durante un almuerzo previo a la reunión con los empresarios, que, junto al ministro de Economía, Martín Guzmán, mantuvo con Roberto Lavagna.

Un hombre muy cercano y escuchado por el empresariado local, quien, durante ese almuerzo, criticó la demora del país en acordar con los acreedores internacionales.

De hecho, los hombres de negocios se enteraron de boca del Presidente de ese encuentro previo con Lavagna, a quien el propio Jefe de Estado mencionó 20 veces durante la cumbre con los ejecutivos.

El ex ministro dejó en claro su molestia por la lentitud en cerrar una propuesta de reestructuración con los bonistas, que genera un efecto negativo no sólo por la calificación soberana de default técnico sino por las medidas que el Banco Central debió tomar para evitar más fugas de dólares y que pegaron fuerte entre las empresas importadoras.

Lavagna y los empresarios saben que el ministro de Economía, Martín Guzmán, está tardando demasiado en cerrar las negociaciones y coinciden en que no hacen falta más medidas antipáticas para evitar mayores fugas de divisas que traben el acceso a los dólares necesarios para poder operar.

Se trata de una medida que ya despierta cuestionamientos entre los mismos hombres de negocios que participaron de la cumbre con el presidente Fernández y que seguramente será modificado en breve.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ