Más artículos

Linkedin: cómo crear un página de perfil efectiva para encontrar trabajo

Linkedin: cómo crear un página de perfil efectiva para encontrar trabajo
En la era de la digitalización y el trabajo remoto, la red de contactos profesionales es más importante que nunca para obtener empleo. Cómo aprovecharla
Por iProfesional
11.08.2020 15.34hs Management

LinkedIn es una herramienta ineludible para potenciar una red de contactos profesionales y también obtener un nuevo empleo. Si bien es fácil crear un perfil en esta red social, optimizarlo para lograr una presentación adecuada y obtener buenos resultados requiere de algunos cuidados.

Con los siguientes consejos y unos minutos de dedicación, el perfil estará actualizado y lucirá mucho mejor.

Hay que tener en cuenta mejorar la presencia en LinkedIn vale la pena. Datos de la plataforma indican que 9 de cada 10 reclutadores usan LinkedIn para encontrar candidatos, y el 75% de los gerentes de recursos humanos miran los perfiles de la plataforma antes de decidir la contratación de un empleado.

Agregá una foto de perfil para ser reconocido instantáneamente

Una foto ayuda a las personas a reconocerte y además le da legitimidad a tu perfil, así que es muy importante no omitir este paso.

No es necesario que sea elegante, incluso podés sacarte una selfie con tu celular y subirla directamente a tu perfil.

Sin embargo, recordá que tu futuro empleador va a ver esta foto, así que asegúrate de vestirte apropiadamente y no incluyas en la fotografía a tu mascota o a tus amigos. Guardá esta foto para tus otros perfiles.Tener una foto realmente hace la diferencia: los miembros que la incluyen reciben hasta 21 veces más visitas a su perfil y hasta 36 veces más mensajes.

Además, tené en cuenta que los perfiles de LinkedIn tiene una portada en la que se puede cargar una imagen adicional que queda de fondo. También podemos agregar la dirección de un sitio web personal o blog.

Resaltá tu educación y experiencia

Tu educación y los cursos que realizaste te ayudan a mostrar quién sos y qué sabes. No es necesario que te intimides si no tenés mucha experiencia profesional.

En la sección de experiencia podés incluir puestos part-time, trabajos de verano, pasantías y trabajos voluntarios, todo lo que contribuye en gran medida a mostrar tus habilidades y ponerte frente a posibles empleadores.

Asegurate de que tu cargo e industria estén actualizadas, ya que mencionarlas puede ayudarte a conectar con trabajos, contenido y grupos en los que puedas estar interesado.

No te olvides de la ubicación: puede ayudarte a que te descubran hasta 23 veces más en búsquedas por ex alumnos, reclutadores, antiguos colegas y otros.

Los perfiles de LinkedIn combinan información, estética y personalidad.
Los perfiles de LinkedIn combinan información, estética y personalidad.

Resaltá tus habilidades para obtener recomendaciones

Ya sea mediante cursos o experiencia laboral, sin duda adquiriste habilidades relevantes. No te preocupes si no sos un experto en programación o en marketing: las habilidades blandas como la comunicación, el pensamiento crítico y el trabajo en equipo son tan importantes como las habilidades duras, si no más.

Asegurate de agregar en tu perfil las habilidades por las que querés ser reconocido, y LinkedIn se va a ocupar de ponerlas frente a las personas adecuadas que puedan respaldarlo.Es muy importante que mantengas esta sección actualizada para mostrar lo que sabes hacer.

¿Por qué es importante enumerar tus habilidades? Tener al menos 5 habilidades en tu perfil te permite tener hasta 17 veces más visitas a tu perfil y hasta 31 veces más mensajes de reclutadores y otras personas que te pueden ayudar a salir adelante.

Utilizá la sección "Resumen" para mostrar quien sos

Tu perfil no debe ser sólo una lista de cursos y experiencia. Mostrá personalidad y compartí lo que te apasiona. La sección "Summary" o "Resumen" es el lugar perfecto para hacer esto.

De hecho, casi el 87% de los reclutadores le dan más importancia a la personalidad de una persona.En esta sección compartí tus calificaciones, habilidades, objetivos y lo que te hace único. No tengas miedo de ser entusiasta y audaz.

Publicá actualizaciones y participá activamente

Mantené tu perfil de LinkedIn actualizado y visible para posibles empleadores publicando periódicamente actualizaciones, compartiendo artículos y redactando contenido sobre temas de tu interés y mirá quienes leen tus publicaciones.

Esto puede ponerte frente a personas importantes para tu trayectoria profesional y comenzar conversaciones con ellos.

Últimos retoques

Una vez que la posición, sector, ubicación, resumen y habilidades están actualizados, echa un vistazo para ver si hay otras secciones que deseas agregar a tu perfil.

Por ejemplo, ¿haces actividades de voluntariado en tu comunidad? Agregá esta sección a tu perfil para resaltar tus pasiones.

También podés agregar nuevos logros, como algún certificado, curso o premio. Agregar estas secciones es una excelente manera de completar tu perfil, más allá de tus habilidades y experiencia.Las pequeñas actualizaciones pueden generar grandes oportunidades, como encontrar un trabajo nuevo o conocer a otras personas que compartan tu definición de éxito, así que tomate tu tiempo para actualizar tu perfil.

Una participación activa en la red es clave para sumar contactos y reputación.
Una participación activa en la red es clave para sumar contactos y reputación.

Consejos de un experto para "amplificar tu voz" en Linkedin

A continuación, Daniel Colombo, LinkedIn Top Voice 2019 en Latinoamérica, comparte secretos que lo llevaron a ser uno de los usuarios más influyentes en la red profesional:

En este artículo quiero compartir 5 consejos prácticos que llevo adelante diariamente al interactuar en LinkedIn, deseando que encuentres en ellas el impulso para mantenerte activo en la red, compartir contenido de interés y mejorar tu posicionamiento, Marca Personal y tu visibilidad profesional en cualquier campo en el que te desempeñes:

1- Produce contenidos de valor

Cuando empecé en LinkedIn hace muchos años estaba un poco perdido: no entendía bien la lógica de contactos, a quién escribirle, si enviar invitaciones a todo el mundo, y si debía aceptar todas y cada una de las que me enviaban.

Más allá de haber publicado mis antecedentes, e ir entendiendo cómo fue evolucionando la red sobre todo en los últimos años, me dediqué a compartir impresiones, temas, artículos que escribo para medios de mi país (Argentina) e internacionales, videos y distintas actividades como coach de ejecutivos y equipos, conferencista y autor.

La clave es generar contenidos que puedan ser de utilidad para la red. Para lograrlo, te sugiero pensarlos desde la perspectiva de tu público -que no necesariamente será la misma que la tuya-, y desde allí, articular una serie de recursos, como actualizaciones frecuentes, publicar un artículo, compartir algo de terceros y agregarle tu comentario al respecto, agregar tu opinión en un tema de tu especialidad; en fin: sumar recursos valiosos para hacer de tu perfil un espacio colaborativo.

En todos los niveles de cuentas que ofrece LinkedIn encontrarás siempre una variedad de recursos que, si los sabes aprovechar y explorar, serán la llave para abrir contactos de valor, conectarte con posibles clientes, encontrar a un colega de aquellos tiempos y, para mi una de las cosas más valiosas: aprender todos los días algo nuevo.

2- Dedica tiempo a tu trabajo en redes sociales con fines profesionales

Una creencia frecuente es que LinkedIn es una red social, y como tal, debería interesarse en cuestiones casi personales tuyas.

Este no es el caso, porque es una red social profesional: ese es su ADN, su espíritu.

Es así que, a la abundancia de memes, videos de inspiración propios de Facebook, Stories replicadas de Instagram en tu perfil aquí, sólo devendrá en que posiblemente no sumes interés de muchas personas.

De lo dicho se deduce que para cada red social crearás un mensaje que pueda ir de acuerdo con el público al que se dirigen, y esto depende de tu habilidad o de contar con un consultor profesional especializado en redes para acompañarte.

Lo que si sugiero es que alinees tu descripción breve de encabezado en LinkedIn con las que tengas en las otras redes sociales (por más que en aquellas intercales contenido personal con profesional -no es lo recomendable, aunque se puede lograr un saludable equilibrio; o bien, abre otros perfiles profesionales en dichas redes). La intención es que logres concordancia ya que en el mercado laboral hoy se analizan las redes cuando estás en procesos de selección y hay muchos observándote si eres un profesional de los que se destacan.

Para finalizar este apartado, ten mucho cuidado con las fotos que utilizas: por favor, que sean profesionales y de la mejor calidad posible. Hoy todos los dispositivos móviles permiten tomar imágenes excelentes.

Asegúrate de que, si estás con otros, puedas mencionarlos utilizando el @ para encontrar el perfil de esos usuarios: te ayudará a que ellos vean tu publicación, la comenten y quizás la compartan en su red, contribuyendo a amplificar tu mensaje.

3- Crea el estilo y la frecuencia que mejor vaya contigo

¿Cuántas veces publicar? ¿En qué lenguaje debo hablar? ¿Puedo poner emoticones? Depende de tu actividad.

Sugiero que, como mínimo, mantengas una publicación semanal relacionada con tu profesión, además de las interacciones de comentarios en otros perfiles.

Si eres consultor, publicar un artículo semanal sería sumamente apreciado por tus seguidores. Como empresa, toda la información pública que generes podrás volcarla, en el código adecuado, también en esta red. Recuerda ilustrar cada compartir que hagas ya que llamarás más la atención y podrías generar mayor engagement de tu contenido.

En cuanto al lenguaje, la sugerencia es que si quieres compartir un paper técnico lo hagas, y lo introduzcas con un breve mensaje en lenguaje accesible para todos (estamos en una red social masiva). Sin embargo, sabes que cuanto más cerrado es tu código de comunicación, menos personas accederán; esto tiene sus ventajas y desventajas.

Y sobre las tendencias o modas del momento, a veces podemos darnos el permiso de incluir algún "bullet" sencillo, o un símbolo que grafique claramente lo que queremos transmitir o para distender la lectura; aunque esta no sería (al menos de momento) el espacio de social media para caritas, diablitos y corazoncitos por todos lados.

Un párrafo aparte para la ortografía y gramática: en LinkedIn no se espera que seas un experto lingüista al escribir; aunque son inaceptables los fallos recurrentes y evidentes en estos dos aspectos, fundamentalmente porque tiran abajo todo tu perfil profesional. Utiliza un editor de textos, corrige y luego publica para evitar tu caída en picada.

Publicaciones en LinkedIn: encontrá tu ritmo y mantenelo para lograr resultados.
Publicaciones en LinkedIn: encontrá tu ritmo y mantenelo para lograr resultados.

4- Aunque tengas empleo, haz tu "Personal Branding" permanentemente

Por otro lado, cuando trabajo con profesionales de 18 países he observado el poco interés que tienen en aprovechar una red social como esta con fines profesionales: "Es que ya tengo trabajo", dicen. Y así presentan un perfil totalmente deslucido, con fotos personales antiguas, información sin actualizar, sin validaciones de aptitudes ni, mucho menos, contenido propio.

En mi experiencia esto es un grave error, ya que hoy tienes empleo; y podría suceder que algún día necesites cambiar. Activar todo esto para reposicionarte te llevará al menos entre seis meses y un año corrido para que obtengas visibilidad en el mercado. ¿Por qué hacerlo, desesperadamente, en aquel momento? Mi sugerencia es que lo hagas día a día; que compartas e interactúes. Que verifiques los contactos, agregues, recomiendes y reconozcas a personas valiosas; y esto te será devuelto multiplicado.

También te recomiendo que, si tienes trabajo, o emprendes y lideras tu negocio, compartas el contenido corporativo en tu red profesional: es un buen gesto de lealtad y de acompañamiento a la fuente de tus ingresos.

5- Transmite tus valores y diferenciales

Otra sugerencia es que sigas a referentes para aprender de esos hombros de gigantes, para inspirarte y motivarte a seguir adelante. En mi caso, me nutro de más de 50 líderes y expertos en distintos campos, y diariamente dedico un tiempo a revisar lo último, deteniéndome en lo que me resulta de mayor interés.

Cuando publiques, imagina lo que significaría para otros que están empezando en su carrera profesional, si alguien con experiencia pudiese orientarlos y acompañarlos, o simplemente, felicitarlos y enviarles una palabra de aliento. Ese puedes ser tú (empezando, o ya avanzado en tu trayectoria).

Por eso cuando comuniques tiene alto valor percibido el que transmitas tus valores personales y profesionales, y tus diferenciales: esa huella digital, tu "Marca Personal" como la llamamos actualmente, que te distingue de los millones de colegas en el mundo.

Te animo a bucear dentro tuyo y encontrar "ese" toque diferencial que te hace único, y por el que podrás llamar la atención del mercado, de tu competencia; y, por qué no, transformarte con los años en un referente.

Una red social es algo vivo, tiene alma; y tu perfil tiene tu espíritu: eso que es único e irrepetible. Transforma eso en mensajes de impacto y calidad para tu universo profesional, y vas a ver cómo con el correr de los meses empezarás a elevar tu presencia y visibilidad. Y de allí a las nuevas oportunidades de carrera hay sólo un paso.

Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído