Más artículos

Este es el motivo por el que los productos light no ayudan a bajar de peso

Este es el motivo por el que los productos light no ayudan a bajar de peso
Se suele pensar que los productos light ayudan a adelgazar y a controlar el peso, aunque la realidad es que esta afirmación es falsa
Por iProfesional
22.01.2021 16.40hs Health & Tech

Uno de los primeros cambios que se suelen considerar al momento de bajar de peso es el consumo de productos light o dietéticos. En general, se piensa que la reducción de calorías que tienen este tipo de alimentos frente a sus versiones "enteras" ayudará a adelgazar. 

Sin embargo, hay muchas características de los productos light que se suelen desconocer y que repercuten en el peso, pero no necesariamente para perder kilos. 

¿Por qué los productos light no sirven para adelgazar?

De acuerdo a lo que explica una experta citada por el sitio Infosalus, "los productos light no adelgazan, pero tampoco las dietas milagro funcionan".

A su criterio, uno de los peligros que conlleva el consumo de productos light es que se piensa que son productos saludables, no engordan, porque tienen cierto porcentaje de calorías menos. No obstante, "el problema que tienen estos productos es que se les agregan otros ingredientes para obtener los sabores y muchas veces se incluyen potenciadores del sabor, como el glutamato monosódico, o sal y azúcar".

Entonces, muchos expertos señalan que cuando se consumen productos light y se piensa que se tiene una dieta más saludable, en realidad es todo lo contrario. Lo que sí se logra mediante el consumo constante de productos light es "deseducar al paladar", ya que sus potenciadores de sabor inhiben la sensación de saciedad. 

Es por eso que la clave para perder peso está en otro lado. Se debe llevar una alimentación rica en frutas y verduras, entre otros alimentos y es necesario siempre consultar con un especialista. Será el profesional quien pueda determinar qué alimentos es mejor incluir en la dieta, de qué manera y en qué cantidades. 

Además, es esencial tener en cuenta que los edulcorantes y endulzantes acalóricos no aportan calorías, pero sí dulzor. Está bien utilizarlos como estrategia para ir reduciendo el consumo de azúcar, pero lo que se hace es estimular el cerebro con la señal del dulzor, que para él es sinónimo de energía, y no se le brinda. Como consecuencia, el cerebro no recibe esa batería y no hay saciedad, por lo que es normal querer seguir comiendo.

Los 5 alimentos que pueden ser peores que el azúcar 

Endulzantes artificiales 

Los que sea usan para dejar de consumir tanta azúcar, sí, los mismos. El problema de este tipo de productos es que los químicos presentes en los endulzantes naturales tienden a impactar negativamente en las hormonas (la insulina y la leptina para ser exactos), algo que interfiere con el metabolismo.

Por otro lado, provocan más antojos al no satisfacer la necesidad que tiene el cuerpo por consumir azúcar y alteran la forma en la que percibes los sabores naturalmente dulces, como el de la fruta.

Por último, se cree que hay algunos tipos de endluzantes que tienen propiedades carcinogénicas.

Los edulcorantes podrían impactar negativamente en la salud
Los edulcorantes podrían impactar negativamente en la salud

Bebidas energizantes

Además de las mezclas peligrosas de cafeína y taurina, las bebidas energizantes también tienen niveles altísimos de azúcar. Aunque te aseguran una reposición de energía al instante, también tienen un efecto "bajón" después.

Es esencial tener en cuenta que luego del consumo de este tipo de bebidas las personas suelen tener un aumento del apetito, lo cual hace que quieran comer más. 

Asimismo, afectan el sueño y la manifestación de las emociones. 

Siempre que se quiera "energizar" el cuerpo es mejor tomar agua o consumir frutas y verduras, pero no tomar bebidas energizantes.

Gaseosas

Las gaseosas son sabrosas, ricas, pero están llenas de ingredientes que pueden resultar perjudiciales para el organismo. 

Desde el punto de vista técnico, la explicación por la que se debería reducir el consumo de gaseosas es que tienen un alto contenido a fructosas gol, que afecta la forma en la que el hígado puede procesar la grasa.

Por otro lado, al igual que sucede con los endulzantes artificiales, las gaseosas provocan hambre y disminuyen la sensación de saciedad. 

Por último, son calorías "baratas", es decir, que no tienen aporte nutritivo para el cuerpo. 

Grasas trans y aceites hidrogenados

Las grasas trans son uno de los motivos por los que la comida rápida tiene un sabor tan rico, pero también son una de las razones por las que estas comidas pueden ser perjudiciales para la salud.

El consumo excesivo de este tipo de grasas pone a las personas que las consumen en riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas, diabetes del tipo 2 e incluso derrames cerebrales.

Muchos de estos alimentos contienen grasas trans y aceites hidrogenados
Muchos de estos alimentos contienen grasas trans y aceites hidrogenados

Carne procesada

La carne puede ser muy sana y nutritiva, siempre que se trate de cortes magros y que se consuma con moderación, como cualquier otro producto. Sin embargo, la carne procesada no forma parte de esta afirmación, ya que se trata de un tipo de carne que resulta perjudicial para la salud

Uno de los principales problemas es el alto contenido de sodio que tienen en su fabricación, que se suma al resto del sodio que las personas consumen al día y puede impactar negativamente. Es importante tener en cuenta que el consumo constante de este tipo de alimentos puede aumentar el riesgo de contraer enfermedades cardiácas y diabetes tipo 2.

Temas relacionados