Más artículos

¿Lavás los alimentos?: nunca enjuagues estos 6 alimentos

¿Lavás los alimentos?: nunca enjuagues estos 6 alimentos
Lavar los alimentos es un hábito muy frecuente, pero no todos los productos alimenticios se deben lavar, dado que en algunos casos puede ser perjudicial
Por iProfesional
21.09.2020 15.21hs Health & Tech

Se suele pensar que el hábito de lavar los alimentos es bueno y ayuda al cuidado de la salud. Como regla general esto es así, pero hay algunos productos que se desaconseja lavar porque hacerlo podría ser perjudicial para la salud. Esto significa que lavarlos implicaría exponerse a un riesgo que es, precisamente, lo que se trata de evitar con el lavado. 

¿Cuáles son esos alimentos? ¿Por qué es malo lavar algunos sí y otros no? Saber qué productos no se deben lavar y conocer los motivos ayudará a aplicar este hábito de forma adecuada, es decir, lavar los comestibles que se deben lavar y no lavar aquellos que no. 

Huevos

Las bacterias y la salmonella se encuentran en la cáscara de este alimento, que tiene una cutícula muy fina que ejerce como barrera protectora natural para separar la yema y la clara de la cáscara. La presión del agua puede sobrecargar esta capa de protección, lo cual puede contribuir a que se contamine el interior del huevo. Es allí donde puede aparecer la posterior intoxicación alimentaria.

Además, a diferencia de lo que muchos creen, lavar los huevos no sirve de nada ya que el agua ni los desinfecta, ni elimina la salmonella.

Los huevos son uno de los alimentos que no se deben lavar
Los huevos son uno de los alimentos que no se deben lavar

Pescado crudo

Lavar el pescado también es muy frecuente, pero no es recomendable. Sin embargo, pasar la pieza de pescado -cualquier variedad de pescado- por abajo de la canilla es algo que puede resultar perjudicial para la salud porque esparce las bacterias que el pescado puede contener por toda la cocina. Esto puede contaminar otros alimentos y derivar en una contaminación cruzada, aún cuando no se haya utilizado el mismo utensilio o tabla para distintos tipos de alimentos. 

Carnes rojas y blancas

La propia sangre que tienen las carnes rojas contiene muchos microorganismos que se pueden esparcir al entrar en contacto con el agua. Al igual que sucede con el pescado y los huevos, lavar la carne solo hace que esas bacterias se esparzan por toda la cocina y puedan contaminar otros alimentos o utensilios.

En el caso de las carnes blancas, como el pollo u otras aves, el agua tampoco elimina los microorganismos. De hecho, según la Organización de Consumidores y Usuarios de España esta es la práctica que se constituye como de las causas más comunes de intoxicación alimentaria.

La bacteria campylobacter es una de las que se encuentra presente en el pollo y que se puede expandir por la cocina con el lavado de esta carne. Campylobacter es una de las cuatro principales causas mundiales de enfermedad diarreica y está considerada como la causa bacteriana más frecuente de gastroenteritis en el mundo.

Las carnes, tanto rojas como blancas, no se deben lavar
Las carnes, tanto rojas como blancas, no se deben lavar

Hongos

No todos los hongos se deben lavar, aunque en algunos casos sí es necesario hacerlo. 

Las variedades de hongos que se deben lavar son aquellas que son carnosas, que tienen mucha fibra en su estructura. En estos casos es necesario porque, de lo contrario, puede quedar mucha tierra en su superficie, lo cual puede resultar realmente perjudicial para el organismo

En el caso de otras variedades como los champiñones, se desaconseja su lavado. ¿Por qué? Porque lavarlas puede hacer que acumulen moho en su superficie y luego arruinen la preparación. 

Frutas peladas

El lavado de la fruta es correcto, pero se debe hacer de la manera adecuada y en el momento preciso. Las frutas y las verduras se deben lavar cuando tienen la cáscara, que es lo que puede estar contaminado o sucio.

La afirmación parece algo obvia, pero hay muchas personas que lavan las frutas cuando ya las han pelado, lo cual puede ser contraproducente porque se le quitan gran parte de los nutrientes que contienen. 

Las frutas peladas no se deben lavar
Las frutas peladas no se deben lavar

Flores comestibles

A las flores el agua solo les sienta bien antes de cortarlas. Las flores de caléndula o de begonia, por ejemplo, son comestibles y el agua puede hacer que se sobrehidraten y ya no sirvan para comer. 

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído