Más artículos
Con un guiño para Argentina, el FMI afirmó que "buscará soluciones" para países a los que no le puedan prestar por su deuda insostenible

Con un guiño para Argentina, el FMI afirmó que "buscará soluciones" para países a los que no le puedan prestar por su deuda insostenible

Con un guiño para Argentina, el FMI afirmó que "buscará soluciones" para países a los que no le puedan prestar por su deuda insostenible
La directora del organismo, Kristalina Georgieva, dijo que para 2020 pronostican las peores consecuencias económicas globales desde la Gran Depresión
09.04.2020 10.20hs Finanzas

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, dijo que para 2020 pronostican las peores consecuencias económicas globales desde la Gran Depresión de los años 30, y que el organismo está dispuesto a ayudar, incluso a países con dificultades para pagar la deuda, entre los que figura la Argentina: "Donde no podamos prestar porque la deuda de un país es insostenible, buscaremos soluciones que puedan desbloquear financiamiento crítico", señaló.

"Ya está claro que el crecimiento mundial se tornará fuertemente negativo en 2020. De hecho, anticipamos las peores consecuencias económicas desde la Gran Depresión", dijo la jefa del Fondo.

Georgieva prometió además que buscarán soluciones para asistir a los países que tengan una deuda pública insostenible, como es el caso de la Argentina, y que no tienen acceso a los programas tradicionales del Fondo o a la asistencia de emergencia a la cual ya han aplicado más de 90 países.

"Para empezar, con menos recursos, están peligrosamente expuestos a los continuos choques de demanda y oferta, drásticos ajustes en las condiciones financieras, y algunos pueden enfrentar una carga de deuda insostenible", sostuvo, en una descripción que puede ajustarse a la Argentina.

Hace unos días señaló que "aún nos enfrentamos a una incertidumbre extraordinaria sobre la profundidad y la duración de esta crisis".

"Hace apenas tres meses, esperábamos un crecimiento positivo del ingreso per cápita en más de 160 de nuestros países miembros en 2020. Hoy, ese número se ha dado vuelta: ahora proyectamos que más de 170 países experimentarán un crecimiento negativo del ingreso per cápita este año", agrego la jefa del FMI.

Georgieva explicó que esta crisis "no tiene fronteras" y que el impacto se siente sobre todo en el comercio minorista, la hotelería, el transporte y el turismo. Además, como la mayoría de los trabajadores son cuentapropistas o empleados de pequeñas y medianas empresas, estos sectores están especialmente expuestos. La funcionaria señaló que los mercados emergentes (como Argentina) y las naciones de bajos ingresos —en toda Africa, América Latina y gran parte de Asia— están "en alto riesgo".

"Con sistemas de salud más débiles para empezar, muchos se enfrentan al terrible desafío de luchar contra el virus en ciudades densamente pobladas y barrios marginales azotados por la pobreza, donde el distanciamiento social no es una opción", señaló.

"Con menos recursos, están peligrosamente expuestos a la actual demanda y los cambios de la oferta, el endurecimiento drástico de las condiciones financieras, y algunos pueden enfrentar una carga de deuda insostenible", advirtió.

Georgieva también resaltó las masivas presiones externas que sufren los países emergentes. "En los últimos dos meses, han salido unos 100.000 millones de dólares de los mercados emergentes", dijo y también mencionó la caída del precio de los commodities.

 "No cabe duda de que 2020 será excepcionalmente difícil. Si la pandemia se desvanece en la segunda mitad del año, lo que permite un levantamiento gradual de las medidas de contención y la reapertura de la economía, nuestra hipótesis de referencia es una recuperación parcial en 2021", pero advierte que también puede empeorar si la pandemia dura más.

Luego dijo que el FMI está dispuesto a ayudar. "Tenemos 1 billón de dólares en capacidad de préstamo y lo estamos poniendo al servicio de nuestros miembros", dijo y agregó que están revisando su kit de herramientas para mejorar las líneas de crédito y "ayudar a satisfacer las necesidades de financiación de los países a través de otras opciones".

Y añadió que "donde no podamos prestar porque la deuda de un país es insostenible, buscaremos soluciones que puedan desbloquear financiamiento crítico".

El Fondo prestó 57.000 millones de dólares a la Argentina durante el gobierno de Mauricio Macri, pero luego de las PASO de agosto pasado y las turbulencias financieras que sucedieron el préstamo quedo congelado y no se desembolsó el último tramo de 5.400 millones. En febrero el Fondo declaró la deuda argentina como "insostenible" y pidió a los acreedores privados que hagan una "contribución apreciable" (una quita sustancial) en su renegociación con el Gobierno. El FMI aguardaba reevaluar más adelante el futuro del programa.

En medio del tironeo crucial sobre la deuda, la pandemia del coronavirus trastocó todos los papeles. Si bien la Argentina no ha pedido ayuda por ahora al FMI, con sus palabras Georgieva parece abrir la puerta a una solución para desbloquear algún tipo de financiamiento.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Finanzas