Más artículos

Standard and Poor's redujo la calificación a los bancos argentinos y alerta por "condiciones más adversas"

Standard and Poor's redujo la calificación a los bancos argentinos y alerta por "condiciones más adversas"
Esperan que el sistema bancario siga siendo rentable, pero pronostican uno más parecido a lo que fue durante el kirchnerismo que a estos últimos años
Por Leandro Gabin
13.11.2018 17.49hs Finanzas

Standard & Poor's Global Ratings bajó las calificaciones crediticias de Banco Patagonia, Banco de Galicia y Buenos Aires S.A., Provincia de Buenos Aires  (BAPRO) y Banco Hipotecario a 'B' desde 'B+'. Este movimiento de produce un día después de que la agencia de rating podara la nota de la Argentina, al considerar que la situación económica y de la deuda había empeorado las expectativas.

"La baja de las calificaciones de las entidades refleja la acción de calificación sobre el soberano. En pocas ocasiones asignamos a una institución financiera una calificación mayor a la del soberano en donde operan, porque consideramos poco probable que estas instituciones no se vean afectadas por los acontecimientos ocurridos en la economía", explica S&P.

Hacia adelante, la calificadora espera, para los próximos trimestres, que las instituciones financieras de Argentina continúen operando bajo "condiciones económicas más adversas" con una contracción del producto bruto interno (PBI) en aproximadamente 2,5% durante 2018 y 0,8% en 2019.

Además destacan "una política monetaria restrictiva" (con altos requisitos de reservas mínimas) y tasas de interés aún altas hasta que la inflación comience a retroceder.

"Esta situación ya está afectando el crecimiento del crédito en términos reales y los indicadores de calidad de los activos. Sin embargo, el deterioro en los indicadores se produce desde niveles saludables y las entidades están tomando medidas para contener las pérdidas", afirma la agencia de rating.

De esta forma, al cierre de agosto de 2018, los préstamos en mora (de más de 90 días) representaron 2,2% de la cartera total de la industria, y esperan que alcancen aproximadamente 2,7% a finales de 2018.

"La baja penetración del crédito (medida por el crédito al PBI de aproximadamente 17%) y el enfoque en sectores más formales de la economía son factores atenuantes. y con mayores cargos por provisiones en respuesta al aumento de la morosidad", destaca S&P.

La calificadora agrega que los bancos argentinos han incrementado los préstamos denominados en dólares, pero la mayoría de éstos han sido otorgados a clientes que generan ingresos en dicha moneda, tales como exportadores, lo que alivia el riesgo potencial.

Dichos préstamos representaron el 26% del crédito total a fines de octubre de 2018 (considerando el impacto de la devaluación del peso argentino frente al dólar estadounidense).

"Las hipotecas indexadas por inflación han crecido significativamente desde 2017, pero el acceso a estos préstamos sigue siendo bajo y enfocado principalmente en los segmentos de ingresos más altos. Asimismo, los préstamos y el crédito hipotecario ya se han desacelerado", remarcó.

"A pesar los progresos, los riesgos para los bancos que operan en Argentina siguen siendo altos debido a la confianza de los depositantes

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar