Marca a presión del Gobierno para evitar que la "platita" de los anuncios termine en balances de empresas

Marca a presión del Gobierno para evitar que la "platita" de los anuncios termine en balances de empresas
Firmas del rubro alimentación, incluyendo a grandes fabricantes y a cadenas de supermercados, empezaron a desfilar por el despacho de Paula Español
Por Claudio Zlotnik
28.09.2021 07.00hs Economía

"El congelamiento de precios no forma parte de la agenda", asegura a iProfesional una fuente cercana a Paula Español. La respuesta intenta contener la inquietud de los empresarios de la alimentación que desde la semana pasada desfilan por el despacho de la poderosa secretaria de Comercio Interior, ante una convocatoria urgente de la funcionaria.

En la Casa Rosada existe una gran preocupación por las constantes subas de los precios de los alimentos de la canasta básica, reconoce una fuente con contacto habitual con Alberto Fernández.

Español, en ese contexto y de cara a las elecciones de noviembre, busca limitar las subas del precio de la comida.

Especialmente ahora que el Gobierno lanzará, de manera dosificada, una serie de medidas que alentarán el consumo popular. El temor de los funcionarios es que esa "platita" adicional en la calle recaliente los precios de los alimentos y termine ahogando lo que debería ser una mejora en el consumo.

Desde la semana pasada, empresas de la alimentación -los principales fabricantes y las cadenas de supermercados- empezaron a ser convocadas al despacho de Español. Por ahora, en esos encuentros los ejecutivos escucharon la inquietud oficial por la suba de los precios de los alimentos. "Tenemos que reforzar la coordinación con la Secretaria de Comercio en materia de precios", les dijeron.

Español se los planteó directamente: "Este encuentro tiene como finalidad cuidar el poder adquisitivo, la capacidad de compra de todas y todos, para que el fortalecimiento de los salarios no signifique un aumento en los precios de los productos básicos".

Los encuentros se producen a pocas horas de que expire el último acuerdo con las empresas. Comercio Interior, luego del final del programa "Precios Máximos" -que mantenía prácticamente congelados los precios de unos 70.000 productos- firmó un pacto con los principales fabricantes para que los aumentos no superen el 5% promedio.

En simultáneo, la semana que viene habrá que renovar por otros tres meses la lista de "Precios Cuidados" -unos 660 artículos- que se consiguen en las cadenas de supermercados.

Firmas del rubro alimentación empezaron a desfilar por el despacho de Paula Español

De cara a estas negociaciones, el Gobierno pretende dar una señal de fortaleza frente a los empresarios y demostrar que los precios no se escapan, aun en un contexto de incertidumbre política, cambiaria y financiera.

Los últimos datos del Indec marcaron una inflación de los alimentos por debajo del promedio, que se explica por el leve descenso en los precios de la carne. Pero no así en los artículos de "almacén", como aceites, harina, fideos o arroz.

El Gobierno quiere que los precios de esos productos de la canasta básica se mantengan prácticamente estables por lo menos de acá a las elecciones.

Por eso mismo se priorizará que esos artículos sean los que menos aumenten de acá hasta fin de año. Aunque todavía no se definieron los porcentajes que se autorizarán para esos productos y para el resto.

Después de varios meses con alzas muy fuertes en los alimentos, sobre todo en los frescos (carnes, lácteos, frutas y verduras), el Gobierno necesita mostrar alzas moderadas, en línea con la expectativa de inflación anual. Y también acorde con las pautas salariales que se empezaron a discutir en el ámbito privado.

En las reuniones que ya mantuvo con los fabricantes, Español les dijo a los empresarios que "los controles siguen más vigentes que nunca".

La marca a presión sobre las empresas -fabricantes y supermercados- se intensificó tras la derrota electoral del oficialismo.

El diagnóstico de la Casa Rosada es que la caída en el poder adquisitivo fue determinante para ese resultado. Y por eso fluyen las críticas a Matín Guzmán -con Cristina Kirchner a la cabeza-, por el "ajuste" de la cuentas públicas en medio de la pandemia y las necesidades electorales del Frente de Todos.

En los últimos días, el Gobierno arrancó con distintas medidas para poner más dinero en los bolsillos. La mejora en Ganancias, la suba del salario mínimo. Y vienen más anuncios. Los funcionarios apercibieron a las empresas para que no aprovechen ese contexto para incrementar los márgenes en sus balances.

Los programas oficiales continúan

Para mostrar que "Precios Cuidados" tiene una buena aceptación entre el público pero también entre las propias empresas, Español comentó en la reunión que la venta de esos productos ya representa el 10% de las ventas totales de los supermercados.

El temor de los funcionarios es que esa "platita" adicional en la calle recaliente los precios de los alimentos

Y que en julio se registró un incremento del 20,6% de las cantidades vendidas de los artículos en "Precios Cuidados" respecto al mes anterior.

Ese favoritismo del público queda en evidencia con los datos que miden las consultoras especializadas en consumo masivo. Scentia, por caso, midió que mientras las ventas de los autoservicios chinos siguen mostrando un retroceso respecto del año 2020, las de las grandes cadenas van en aumento.

Básicamente porque los "chinos" venden más caro que los supermercados. Por eso mismo, Comercio Interior lanzó hace poco el plan "Más cerca", que incluye el congelamiento hasta fin de año de 70 productos de la canasta básica en los autoservicios barriales.

Otra cuestión que suele influir es que los proveedores no llegan con los mismos precios al mismo tiempo a todos sus clientes. Las listas de precios se mandan en simultáneo, pero suele suceder que los comercios respetan los valores "viejos" hasta agotar el stock, una decisión también comercial, que les permite vender más barato algunos artículos "por tiempo limitado".

Como sea, esta dispersión preocupa a los funcionarios del equipo económico. De hecho, Paula Español mantiene comunicaciones a diario con los referentes comerciales de todas las cadenas y también con los fabricantes para monitorear los cambios de precios en aquellos productos que están por fuera de "Precios Cuidados", el programa oficial que -ahí sí- obliga a mantener los mismos valores durante un trimestre.

Temas relacionados