Para abastecer la demanda, el Banco Central se desprendió de 200 millones de dólares en tres jornadas

Para abastecer la demanda, el Banco Central se desprendió de 200 millones de dólares en tres jornadas
Este jueves vendió nuevamente debido la elevada demanda de dólares para pagar importaciones y con una oferta por exportaciones empieza a mermar.
Por iProfesional
29.07.2021 21.51hs Economía

En línea con lo sucedido durante martes y miércoles, el Banco Central terminó con un saldo negativo en su intervención diaria, al vender u$s70 millones.

Se trata de ruedas con mayor demanda por parte del sector privado que el Banco Central se ve obligado a abastecer.

Esta semana, el organismo que conduce Miguel Pesce cortó con una racha de compras oficiales que se mantenía desde abril último.

Con las ventas que hizo nuevamente esta jornada en el mercado mayorista para abastecer la demanda y evitar que el precio suba más de lo previsto por el Gobierno, lleva acumuladas ventas por más de 210 millones de dólares en tres ruedas.

La demanda por cobertura por el fin de mes y para atender pagos de importaciones fueron los motivos que volvieron a dominar en el desarrollo de las operaciones, activando otra vez la intervención oficial para atender los desajustes entre compra y venta en el sector donde operan bancos y empresas.

Si bien realizó ventas de divisas en los dos últimos días, en lo que va del mes, la autoridad monetaria acumuló compras en torno a u$s800 millones para fortalecer las reservas internacionales.

En cuanto a las liquidaciones del sector agroexportador, se mantienen altas. En los primeros tres días de esta semana ingresaron unos 521,7 millones de dólares, superando ampliamente lo registrado en el mismo plazo de la semana pasada.

El Central lleva acumuladas ventas por más de 210 millones de dólares en tres ruedas

En ese contexto, el tipo de cambio en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) anotó este jueves una suba de tres centavos, hasta los 96,44 pesos para la compra y 96,64 pesos por unidad para la venta. 

Mientras que el segmento de contado se operaron este jueves 392 millones de dólares. El miércoles habían sido 270 millones; el martes, 239 millones; y el lunes 241 millones. Todos valores elevados, habituales de cada fin de mes en el que las empresas deben cumplir compromisos.

Dólar blue se tomó un respiro pero estas amenazas siguen latentes

El clima electoral ya llegó al mercado cambiario y el Gobierno deberá hacer frente a las crecientes presiones ante una mayor volatilidad. Con un dólar oficial planchado, la administración de Alberto Fernández seguirá de cerca los movimientos de los alternativos, principalmente los del blue, que encendió las alarmas en las últimas semanas.

Si bien el dólar en el segmento paralelo se tomó un respiro, las proyecciones de los economistas apuntan a una tendencia al alza en un contexto de elevada inflación e incertidumbre.

Mientras tanto, el mercado seguirá de cerca las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) luego de que en Casa Rosada mostraran voluntad de pago mediante la utilización de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que llegarán en agosto.

"Cuando se mira el precio del dólar blue, hay una imagen de incertidumbre por los problemas de la economía y juega muy en contra", evaluó el economista jefe de IERAL Cuyo de Fundación Mediterránea, Gustavo Reyes.

Según aseguró, en la medida en que el nivel de incertidumbre continúe, se puede esperar que el dólar paralelo "al menos siga el ritmo de la inflación". "El blue ajusta por espasmos. Si la incertidumbre crece, avanza el dólar libre", indicó en diálogo con iProfesional.

"Si el Gobierno hiciera un plan, acordara con el Fondo y mostrara cómo se van a solucionar los problemas, el dólar libre debería perder contra la inflación porque si baja el nivel de incertidumbre y miedo, entonces, el blue también", analizó y advirtió que "la economía está llena de controles que dan una estabilidad precaria".

Pese a que la inflación mostró signos de desaceleración en las últimas mediciones, aún es un factor negativo para el blue. "No se puede tener una estabilidad cuando hay una tasa de inflación del 50 por ciento. Tarde o temprano lo va a desestabilizar. Los precios de la economía se mueven casi todo el tiempo. En el supermercado hay distintos precios cada diez días", subrayó.

La inflación, la incertidumbre económica y las negociaciones con el FMI, eje de los temores del mercado

El escenario internacional

En las presiones cambiarias no solo van a impactar los factores internos, sino que también se debe tener en cuenta lo sucedido fuera del país.

"El plano externo influye en el tema del dólar en un 20 ó 30 por ciento. Es importante y hay cambios muy relevantes para tener en cuenta. Hace un mes y medio, el dólar caía en casi todo el mundo. Luego, se empezó a complicar a partir de la suba de la tasa de inflación en los Estados Unidos por la que hay un debate sobre si es algo transitorio o permanente", manifestó Reyes.

Más allá de las cuestiones financieras y económicas, también se debe seguir de cerca lo ocurrido con la pandemia. "La variante delta trajo algunas alteraciones", resaltó el economista.

Así, en las últimas semanas se reconfiguró el escenario. "El dólar, que estaba cayendo en todo el mundo, empezó a aumentar. Al mismo tiempo la soja bajó. Hay un precio muy bueno, pero no es el que había hace un mes o un mes y medio. Además, la clasificación que le dieron a la Argentina de ´stand-alone´ no viene bien", puntualizó el economista.

El dólar blue se tomó un respiro pero hay una serie de factores que siguen presionando

La economía en modo electoral

Desde Quinquela Fondos, sociedad gerente de fondos comunes de inversión, destacaron que "en las últimas semanas ya se empezaron a sentir las presiones cambiarias, con mayor volumen operado en el mercado de bonos y con una suba del dólar informal".

"Este es un proceso que se esperaba y que encuentra al Banco Central y al Tesoro con herramientas para atenuarlo. De todas maneras, el mayor o menor uso que se haga de esos instrumentos determinará en buena medida las expectativas de ajustes para el período post electoral", remarcó.

De ese modo, sostuvo que durante el período previo a las elecciones las decisiones a tomar tendrán "impacto gradual y acotado", al buscar llegar sin "shocks significativos" a noviembre. "Es decir que el tipo de cambio oficial mantiene su dinámica actual y que Banco Central, el Tesoro y la Comisión Nacional de Valores van tomando decisiones puntuales para mantener acotada la brecha cambiaria. Esto implica que se pueden acumular desequilibrios", alertó.

"Si se logra superar estas presiones sin acrecentar los desequilibrios, los incentivos para hacer ajustes del tipo de cambio luego de las elecciones serán muy bajos porque está claro que el impacto en precios puede ser significativo. En cambio, si se siguen inyectando pesos y se usan las reservas para pagar deuda por demoras en el acuerdo con el FMI, las presiones sobre el tipo de cambio serán más difíciles de sostener", pronosticó.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído