Más artículos

Por qué los expertos aseguran que el oro será una de las grandes inversiones del 2021

Por qué los expertos aseguran que el oro será una de las grandes inversiones del 2021
Con el inicio del 2021, los inversores plantean cuáles pueden ser algunas de las mejores opciones para invertir teniendo en cuenta el esquema actual
Por iProfesional
12.01.2021 16.41hs Economía

El año pasado supuso un desafío en todos los sentidos, y también en el ámbito de las finanzas personales. Pero a medida que la esperanza de las vacunas abre nuevos horizontes, y con ello un aliento para el regreso a la normalidad anterior a la pandemia, los inversores se plantean cuáles pueden ser algunas de las mejores opciones para invertir teniendo en cuenta el esquema actual.

Si bien los efectos de la pandemia se sentirán durante este año, muchos expertos esperan un crecimiento económico, aunque desigual, a medida que pasen los meses, como también una recuperación mundial rápida y sólida.

En este sentido, uno de los activos que siempre recibe la atención es el oro. La pregunta es si merece la pena invertir en 2021 este bien durante el 2021.

Según Ned Naylor-Leyland, gestor de Merial Gold&Silver fund en Jupiter AM, en 2021, el precio del oro se mantendrá estable. "Será así a consecuencia de los rendimientos negativos reales, por lo que los mercados asumirán la importancia doble de la plata como componente industrial y reserva de valor monetario", concreta.

Pero, aun así, la mayoría de expertos sí recomienda que es importante tener este activo en cartera. "Especialmente, si la Reserva Federal aplicase una política monetaria aún más extrema en 2021, ya que el metal seguiría en alza como herramienta de protección frente a la inflación", añade.

ccc
El precio del oro se mantendría en el corto plazo en el rango de 1.850 a 2.000 dólares por onza

Stéphane Monier, CIO de Lombard Odier Private Bank, es de la opinión de que hay que conservar el oro, por ahora, como un activo con el que diversificar la cartera. "Las incertidumbres a corto plazo deberían mantener el precio del oro en el rango de 1.850 a 2.000 dólares por onza", detalla.

Por qué invertir en el oro en el largo plazo

Más allá del impacto en este año, al invertir en oro con un enfoque más amplio puede ser atractivo por varios motivos.

Según Tomás Epeldegui, director de Degussa en España, el metal dorado actúa como un depósito de valor. "La realidad es que cada vez son menos las personas, y especialmente los jóvenes, que utilizan el efectivo en su vida diaria y esta tendencia, que se está produciendo desde hace años, se ha incrementado a causa de la pandemia provocada por el coronavirus. Incluso ya hay países, como Suecia, por poner un ejemplo europeo, donde los pagos en efectivo son casi residuales", afirma a Business Insider.

"Cuando hoy en día todo son meros asientos contables, el adquirir un lingote o una moneda nos da la seguridad de poseer algo físico cuyo valor se mantiene con el transcurso del tiempo y no depende de las oscilaciones de las políticas de gobiernos y bancos centrales", describe.

ccc
El oro ha sido tradicionalmente una herramienta de cobertura y protección contra la inflación

Por otra parte, el oro sirve como protección frente a la inflación. El temor de los inversores a una época inflacionaria próxima como consecuencia de las medidas que están tomando los gobiernos y bancos centrales ha incrementado la demanda del metal ante la búsqueda de protección del poder adquisitivo.

El activo mantiene su valor en el tiempo frente a la degradación constante de las monedas y, como consecuencia, incrementa su precio.

"El oro ha sido tradicionalmente una herramienta de cobertura y protección contra la inflación", apunta Epeldegui. A lo que Thorsten Polleit, economista jefe de Degussa, añade: "el poder adquisitivo del oro no puede ser degradado por los bancos centrales imprimiendo cada vez mayores cantidades de moneda y, a diferencia de los depósitos bancarios, el oro no conlleva un riesgo de incumplimiento de pago".

El oro funcionó como moneda durante miles de años. "Ha sido la moneda universal por excelencia", señala Epeldegui. Hoy en día es fácilmente convertible en efectivo o en divisa en cualquier parte del mundo, incluso en los lugares más remotos en los que no exista la posibilidad de pagos digitales por ausencia de medios tecnológicos.