Más artículos

Financial Times: "Los argentinos ricos trazan ruta de escape" a causa del impuesto a la fortuna

Financial Times: "Los argentinos ricos trazan ruta de escape" a causa del impuesto a la fortuna
Desde el exterior señalan que el Gobierno de izquierda de la Argentina contrasta con la administración "conservadora" al otro lado del Río de la Plata
Por iProfesional
27.10.2020 22.12hs Economía

Los argentinos adinerados han favorecido durante mucho tiempo el elegante balneario uruguayo de Punta del Este, a menudo escapando del sofocante calor del verano en Buenos Aires a sus amplias playas de arena y el oleaje atlántico.

Pero con un gobierno de izquierda en Argentina aumentando los impuestos a los ricos mientras que una nueva administración conservadora en el vecino Uruguay ofrece exenciones fiscales a los recién llegados, muchos argentinos adinerados están optando por cruzar el río de la Plata de forma permanente, advierte un artículo de Financial Times.

"No quiero trabajar durante los próximos 15 años cuando esté en la cima de mi capacidad de generar ingresos para poder disfrutar de mi jubilación, solo para tener que devolverlo todo al Estado", dijo un ejecutivo argentino de unos cincuenta años que se trasladó a una villa junto a la playa cerca de Punta del Este este año. "Uruguay no es un paraíso fiscal. . . pero Argentina es una trampa para el dinero", agregó.

Para Financial Times, el impuesto acelerará el éxodo hacia Uruguay.
Para Financial Times, el impuesto acelerará el éxodo hacia Uruguay.

Un sistema fiscal confiscatorio

Una de las mayores causas de descontento es lo que muchos ven como un sistema fiscal confiscatorio. El Congreso debatirá pronto un impuesto único de "solidaridad" para los argentinos con activos netos de más de u$s3 millones que, según los funcionarios, podría recaudar hasta u$s4.000 millones.

Eso se suma a un impuesto sobre el patrimonio existente que se elevó en diciembre al 2,25 por ciento, más alto que cualquier otro país excepto España. Aumenta aún más la carga sobre los contribuyentes en lo que ya es uno de los países del mundo con mayores impuestos.

"Se están disparando en el pie", dijo Luciano Laspina, economista y legislador de la oposición. Tal como está, la volatilidad económica endémica de Argentina explica por qué sus ciudadanos tienen al menos u$s300.000 millones en el extranjero, según los economistas.

El nuevo impuesto de solidaridad solo socavará aún más la confianza en el nuevo gobierno, ya sacudido por medidas como un intento fallido de nacionalizar al mayor exportador de granos del país y congelar inesperadamente las tarifas de telecomunicaciones, argumentó.

"En un momento en que las empresas (extranjeras) están huyendo de Argentina debido a la incertidumbre política y la crisis económica, introducen un impuesto arbitrario argumentando que se trata de una emergencia. Pero Argentina ha estado en un estado de emergencia durante los últimos 20 años. . . así que otro impuesto podría llegar en cualquier momento ", agregó Laspina.

Por el contrario, un decreto presidencial aprobado por el congreso de Uruguay en agosto, facilita que los extranjeros se establezcan en el país, al reducir el valor de la propiedad requerida para que las personas califiquen para la residencia a $380,000, y la inversión mínima para empresas a 1,7 millones de dólares.

Los incentivos también incluyen una moratoria fiscal de 10 años y el requisito de que los recién llegados pasen solo 60 días en Uruguay al año. Cerca de 20.000 argentinos han solicitado trasladarse a Uruguay.

A pesar de las dudas generalizadas sobre la efectividad de los impuestos a la riqueza, especialmente cuando muchos economistas argumentan que se podría conseguir mucho más dinero recaudando los impuestos existentes de manera más eficiente y reprimiendo la evasión crónica, la mayoría de los argentinos ricos son reacios a criticar abiertamente el nuevo impuesto.

Esa desgana se debe al estado de la economía del país, que ha estado estancada durante la última década y se encuentra en su tercer año de recesión. Ahora está sufriendo las consecuencias de la crisis del coronavirus, agravada por uno de los bloqueos más largos y estrictos del mundo.

"Un universo de 10.000 personas"

Fernanda Vallejos, una legisladora influyente de la coalición gobernante, argumenta que no hay duda sobre la necesidad de un impuesto a la riqueza en Argentina, especialmente dado el caos económico causado por la pandemia, con más del 40 por ciento de los argentinos viviendo ahora en la pobreza.

"Estamos hablando de un universo de menos de 10.000 personas que se beneficiaron de las políticas regresivas del gobierno anterior que permitieron una tremenda concentración de riqueza, mientras que la pobreza y la desigualdad aumentaron escandalosamente", dijo.

Fernanda Vallejos argumenta a favor del impuesto a la riqueza.
Fernanda Vallejos argumenta a favor del impuesto a la riqueza.

Alfredo Serrano, economista de izquierda y director ejecutivo del think-tank Celag, admite que Argentina tiene "uno de los sistemas tributarios más desordenados, extensos y variados del mundo", lo que requiere una reforma radical. "Cambiar la estructura tributaria requiere tiempo, pero esta situación es urgente ", completa.

Los impuestos en Argentina representan en general el 28,4 por ciento del producto interno bruto, muy por debajo del promedio de la OCDE de 34,3 por ciento.

Pero con solo 8 millones de los 45 millones de habitantes de Argentina trabajando en el sector privado, en comparación con más de 20 millones que dependen del Estado, incluidos los trabajadores del sector público, los jubilados y los que reciben subsidios, la carga fiscal sobre muchas personas y empresas privadas es "completamente confiscatoria" , según Matias Olivero Vila, socio de Bruchou, Fernández Madero & Lombardi, firma de abogados en Buenos Aires.

"Además de ser (casi) el país con mayores impuestos del mundo, según el Banco Mundial, también ya tiene uno de los impuestos sobre el patrimonio más altos del mundo", dijo Olivero.

"Es simplemente increíble, imposible de entender, cuando este país necesita inversiones como un desierto necesita la lluvia", dijo.

Martín Castellano, economista para América Latina del Instituto de Finanzas Internacionales, argumentó que el nuevo impuesto no sería un "cambio de juego" desde un punto de vista fiscal, mientras que aumentaría las dudas sobre la dirección de la política en Argentina, indica el Financial Times.

"En cambio, el compromiso con una agenda plurianual para abordar los desequilibrios macroeconómicos abordando el gasto público y mejorando el clima empresarial podría ayudar a estabilizar la economía y reactivar el crecimiento", dijo.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ