Más artículos

El Gobierno recaudaría $400.000 millones menos de lo previsto el año que viene: los motivos

El Gobierno recaudaría $400.000 millones menos de lo previsto el año que viene: los motivos
Según un informe del Congreso, los ingresos al fisco se verán afectados por una recuperación más lenta. La cifra equivale a cuatro meses de IFE.
Por Juan Manuel Barca
21.10.2020 06.44hs Economía

El Gobierno podría contar el año próximo con $400.000 millones menos de lo previsto, un monto equivalente a más de cuatro tandas del IFE para 9 millones de personas o a la partida entera del programa ATP que recibieron en el año más de 200.000 empresas.

La estimación a la baja surge de un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), en donde prevén una recuperación más lenta de la actividad, el empleo y el consumo respecto de las proyecciones del Ministerio de Economía, lo que impactaría en menos impuestos en un año electoral, incluido el ingreso de dólares.

El equipo dirigido por Marcos Makón estima ingresos por $6.385.247 en 2020 y $8.901.671 millones en 2021, $74.233 millones (1,1%) y $395.470 millones (4,3%) por debajo de la trayectoria trazada por la cartera de Martín Guzmán en cada caso.

El proyecto oficial proyecta una recaudación de $6.459.480 millones en 2020 y $9.297.141 millones en 2021. La dinámica prevista implica un aumento de los recursos tributarios de 28,6% anual y de 43,9%, respectivamente.

"Estamos tomando el mismo escenario macroneconómico, la diferencia es que hacemos desagregado mensual de inflación, tipo de campo, exportaciones y ahí puede haber diferencias con estimaciones del Ministerio de Economía", explicó a iProfesional el director especialista en tributación, Carlos Guberman.

Las principales diferencias obedecen a la evolución de los recursos de la seguridad social (-$53.917 millones) e IVA neto de reintegro (-$15.375 millones), un rubro que varía de acuerdo al consumo interno y el comercio exterior y que se ve afectado por la actividad e inflación.

"Esta caída de la recaudación a lo largo de 2020 se encuentra explicada principalmente por el contexto macroeconómico adverso", explica la OPC. Esto es una caída del PBI real del 12,1% anual, lo que impacta en forma negativa en los tributos vinculados al desempeño de la economía.

También se prevén menos exportaciones e importaciones en dólares, lo que no llegaría a ser compensado por una eventual devaluación superior al nivel de precios. Y, por otra parte, la cantidad de asalariados como el salario real se contraerían este año, impactando en la seguridad social.

La zizageante evolución de la actividad podría llevar a revisar a la baja la recaudación prevista para el año próximo. 

Empleo y Ganancias

El Presupuesto explica que la menor actividad y la postergación de vencimientos de impuestos por la pandemia produjo este año una reducción "sustancial" de la recaudación tanto nacional como provincial que, sumada a la deuda, generó fuertes necesidades financieras en las provincias.

En cuanto al 2021, las mayores discrepancias con los datos oficiales surgen de los aportes y contribuciones a la seguridad social (-130.386 millones), IVA neto de reintegros (-$110.159 millones) e Impuesto a las Ganancias (-$110.051 millones).

En el caso de los ingresos a la seguridad social, la discrepancia puede deberse a diferencias de metodología de proyección, así como a distintos supuestos en términos de elasticidad empleo-PIB. En este sentido, la OPC espera una recuperación menos pronunciada de la ocupación formal.

Según el INDEC, se perdieron 3,7 millones de puestos en el segundo trimestre de este año. Por la pandemia y el aislamiento, los 20,8 millones empleos en marzo se redujeron a 17,1 millones en junio, una caída del 18% que impactó sobre todo en asalariados no registrados y cuentapropistas.

El Presupuesto, en tanto, reconoce que "no sólo se detuvo la mejora percibida en enero y febrero (en el mercado de trabajo), sino que desde aquel mes a junio la cantidad de empleos registrados retrocedió 2,4% en términos desestacionalizados (lo que supone una pérdida de 291.300 puestos de trabajo)".

Respecto a Ganancias, la proyección oficial del año próximo implica un crecimiento real del 5,2% anual, mientras la OPC estima una leve baja de 0,3% anual por el impacto económico de la pandemia en el balance de las empresas que deberán presentar en mayo próximo por este año.

"Esto repercutirá en los vencimientos abonados en 2021 (el más grande corresponde a empresas con cierre de ejercicio en diciembre de este año), pero también en los anticipos correspondientes al ejercicio 2021", estimó el estudio de la Oficina.

El otro elemento que incorpora el análisis de los recursos tributarios es la reducción del 30 al 25% de la alícuota aplicada a las sociedades por la reforma tributaria del 2017, lo que también afectará en forma negativa los anticipos de no haber cambios.

La caída del empleo formal y de las ganancias privadas recortarían los ingresos del fisco más de lo esperado.

Consumo, salarios y actividad

En el caso del IVA, la diferencia entre las proyecciones puede deberse a discrepancias en los supuestos sobre el nivel de formalidad de la economía. En cambio, la previsión de la OPC es superior al Presupuesto 2021 en Bienes Personales, monotributo, impuestos Internos y derechos de omportación.

Por último, el informe estima una caída real del 6% en la recaudación del próximo año, una dinámica menos positiva que la recuperación de 9,7% anual prevista por Economía. Un componente clave son los ingresos a la seguridad social, que caerían 3,2% para la OPC, en lugar del 6,3% esperado.

Este resultado podría explicarse por un moderado aumento del número de asalariados formales (1,2% anual) y el hecho de que, si bien el salario real se recuperaría en diciembre (2,3% anual) en el promedio anual registraría una leve baja de 0,3% producto del atraso de los salarios durante este año.

"La recuperación va a ser más lenta, la del empleo y los salarios puede empezar en segunda mitad del año y eso tira para adelante los resultados de recaudación", explicó Guberman, a partir de estudiar el ritmo de otras recuperaciones en la historia reciente.

El responsable del informe cree que la reactivación económica llegará recién para finales de este año o podría demorarse incluso hasta inicios del 2021. "En junio parecía que arrancaba antes, pero después julio fue peor y agosto no fue tan bueno", agregó el responsable del informe.