Más artículos

Tensiones e internas por la fracasada paritaria de comercio

Tensiones e internas por la fracasada paritaria de comercio
Sindicatos cuestionan las cifras de aumento salarial informadas por la Federación que conduce Armando Cavalieri, mientras el paro sigue en suspenso
Por iProfesional
24.09.2020 08.17hs Economía

El Ministerio de Trabajo dictó esta semana la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto entre las patronales y los empleados de comercio, luego de que se empantanara el acuerdo salarial anunciado la semana pasada.

El jueves último, el sindicato que comanda Armando Cavalieri, que suma más de 1,1 millones de afiliados en el país, había anunciado un acuerdo salarial de un aumento superior al 40% y sumas fijas de $5.000 hasta marzo 2021, pero el mismo no llegó a buen puerto.

La Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) había informado sobre un convenio con cámaras empresariales que permitía un incremento del haber básico de $35.790 a $50.687, pero rápidamente las tres cámaras mercantiles -la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Unión de Entidades Comerciales Argentinas (Udeca)- salieron a negar que se haya firmado.

Esta situación derivó en un anuncio de paro del gremio, por lo que la cartera laboral que dirige Claudio Moroni debió intervenir y dictar la conciliación, por la cual en los próximos días sindicalistas y empresarios deberán volver a sentarse para tratar de acordar la suba salarial del sector.

Pero no solo las cámaras empresarias negaron la firma del acuerdo sino que ahora la tensión sigue hacia el interior de la propia Federación de Empleados de Comercio ya que algunos sindicatos cuestionaron que el acuerdo constituya una suba como la cual se informó. 

Desde el Sindicato de Empleados de Comercio de Zona Oeste de la Provincia de Buenos AIres (SEOCA), que conduce Julio Rubén Ledesma, aseguran que en la medida en que el incremento negociado por Cavalieri incluye la suma de 4.000 pesos que los trabajadores recibieron por decreto a principio de año y que ya se había incorporado al salario básico, el aumento no sería de más del 40%, "como erróneamente se anunció" sino del 12 por ciento. 

El sindicato difundió un comunicado al respecto en redes sociales y también en panfletos entregados en la vía pública. 

Acuerdo fallido

Tras la negativa de las cámaras mercantiles de firmar el acuerdo anunciado por la Federación, la propia entidad que conduce Cavalieri emitió un comunicado que asegura que hay un "bloqueo patronal a la dignidad de los empleados de comercio."

La misiva recuerda que fue el 24 de agosto que la entidad gremial pidió oficialmente iniciar las negociaciones paritarias sobre los salarios de los mercantiles, que permanecían congelados desde el inicio de la pandemia. 

Los dirigidos por Cavalieri aseguran que tras arduas negociaciones se llegó a un acuerdo convenido con las cámaras y se procedía a la instancia final de firma cuando, "con gran sorpresa", la CAME fue la que "abruptamente se niega a suscribirlo" pese al acuerdo de las otras dos patronales. 

"Lo hace argumentando con la mera afirmación y sin mayores explicaciones, que no está de acuerdo con dicho convenio", aclaran desde FAECYS.

Apuntan que la CAME no habría expresado su desacuerdo durante la negociación, y remarcan también como un agravio la actitud de la CAC y UDECA, "quienes luego de haber aprobado y comprometido la firma del Acuerdo Salarial, al tomar conocimiento de la negativa de CAME, proceden a negar su firma, todo ello en una franca violación al principio de buena fe que debe regir en las negociaciones colectivas."

"Esta actitud corporativa empresarial, se vuelve a poner de manifiesto en la fecha cuando las tres Cámaras Empresarias declinan la concurrencia a la citación formulada por la Autoridad de Aplicación", remarcaron los mercantiles.

La Federación considera que esa actitud de "solidaridad" mal entendida entre las cámaras contrasta con el trato hacia los trabajadores.

"No hay unidad y progreso posible para una sociedad, si se sostiene en base a intereses corporativos que pretenden salvarse solos, a cualquier costa. Rechazamos enérgicamente el juego perverso de quienes con fines únicamente de mejorar una posición política interna, adoptan actitudes demagógicas jugando ni más ni menos que con la fuente de ingresos de los trabajadores", sentenciaron.

Paro suspendido

Muchos de los empleados de comercio son trabajadores considerados
Muchos de los empleados de comercio son trabajadores considerados "esenciales" en el contexto de la pandemia

La paritaria de empleados de comercio es la más grande del país y abarca a más de 1.1 millones de empleados registrados. Este sector contiene además a una gran porción de trabajadores esenciales en el marco de la pandemia.

Su última negociación paritaria se encuentra vencida desde abril pero no se ha llegado a un acuerdo

Como finalmente los representantes de las empresas no se conectaron, Cavalieri decidió activar un paro, una medida de fuerza que su gremio no adopta desde hace diez años, que ahora quedó en suspenso por la conciliación obligatoria determinada por el Gobierno.

Los empresarios, por su parte, alegan que el impacto económico que sufren los comercios por la pandemia les hace imposible presentar una oferta de suba salarial.

Temas relacionados