Más artículos
El Banco Central quiso enviar una señal sobre el dólar con su medida de flexibilización a los importadores

El Banco Central quiso enviar una señal sobre el dólar con su medida de flexibilización a los importadores

El Banco Central quiso enviar una señal sobre el dólar con su medida de flexibilización a los importadores
Una nueva resolución permiten pagar las importaciones en el puerto de origen. El BCRA quiere dar la señal de que hay reservas para sostener la producción
Por Claudio Zlotnik
26.06.2020 06.47hs Economía

El Banco Central extendió hasta finales de julio las restricciones para el acceso a los dólares para las importadoras, aunque a ese "súper cepo" le hizo una flexibilización que significará un alivio para las empresas importadoras. Y desde la autoridad monetaria creen que la medida excederá al ámbito de los importadores para pasar a ser una señal dirigida a todo el mercado: que no hay motivos para pensar en una devaluación brusca a corto plazo.

En concreto, durante la reunión de Directorio que sesionó desde la mañana del jueves, el Banco Central hizo caso de algunos de los reclamos empresarios y, a partir de la semana que viene, permitirá que "los importadores tengan acceso al mercado oficial de cambios para hacer frente a las obligaciones a partir del momento que se despacha el embarque en puerto de origen".

Esta flexibilización permite que las empresas que tengan su mercadería en el puerto de origen a pagarla. Con la única restricción de que no haya participado del mercado de "contado con liqui" en los 90 días previos.

Un miembro del directorio del BCRA comentó, entusiasmado a iProfesional: "Damos la señal de que no vamos a devaluar. Que tenemos suficientes reservas para sostener al aparato productivo".

"A nosotros nos importa que no se adelanten los pagos de las importaciones. Si los productos están en el puerto de origen o ya embarcados, desde el BCRA les vamos a vender los dólares", dijo una fuente oficial a iProfesional.

"Nosotros no regulamos el esquema de comercio exterior del país. Cuidamos las reservas", agregó el mismo funcionario.

La implementación del súper cepo le permitió al Banco Central comprar nada menos que u$s915 millones desde el 29 de mayo, el día que instaló las restricciones a las importaciones.

Significa que el BCRA terminó comprando buena parte del superávit comercial durante el mes. Justo ayer, el Indec reportó que el saldo comercial de mayo fue positivo en casi u$s1.900 millones.

Las modificaciones del BCRA responden a la fuerte presión de las cámaras empresarias, que en las últimas semanas le pidieron a Miguel Ángel Pesce que ablandara el cepo porque dejaba sin chances de importar insumos clave para la industria.

Tal como informó iProfesional, un informe interno técnico mostraba que el 78% de las importaciones quedaban afuera del mercado de cambio "oficial".

Miguel Pesce flexibilizó las restricciones luego de las quejas de las cámaras empresarias
Miguel Pesce flexibilizó las restricciones luego de las quejas de las cámaras empresarias.

Las medidas para flexibilizar

Con los cambios realizados en el último mes, el Banco Central ahora dejó liberado el acceso al mercado cambiario para las siguientes operaciones, hasta el próximo 31 de julio:

  • Provisión de medicamentos críticos.
  • Compra de kits para la detección del coronavirus COVID-19.
  • Bienes que correspondan a operaciones que se embarquen a partir del 1° de julio o que, habiendo sido embarcadas con anterioridad, no hubieran arribado al país antes de esa fecha.
  • Insumos para la producción local de medicamentos.
  • La realización de pagos de importaciones en origen, sin límite de monto.
  • Se incrementará al equivalente a u$s3 millones cuando se trate de la provisión de medicamentos u otros bienes relacionados con la atención médica o insumos necesarios para la elaboración local de los mismos.

Restricciones que siguen

Para las demás importaciones, permanecen las restricciones ya aprobadas hace un mes. Entre las más relevantes figuran:

Algunas de esas condiciones para acceder al mercado "oficial" son:

  • Que las empresas no hayan accedido a dolarizarse en el mercado "contado con liqui" en los últimos 90 días. Y comprometerse, bajo declaración jurada, de que tampoco lo harán en los tres meses siguientes.
  • Que no tenga activos en dólares en una cuenta del extranjero.
  • Tampoco divisas atesoradas por fuera del sistema financiero argentino (en una caja de seguridad, por ejemplo).
  • Que cumpla con un cupo de importación: básicamente, no se puede comprar más dólares de los que ya se importó en bienes o servicios.
Las nuevas medidas permiten saldar la compra de importaciones en lugar de origen
Las nuevas medidas permiten saldar la compra de importaciones en lugar de origen.

"La situación mejora para una gran cantidad de pequeñas y medianas empresas que habían quedado afuera del mercado. El cupo de un millón de dólares es muy bajo", comentan a iProfesional desde un banco líder.

El propio Pesce ya admitió que estas restricciones no podrán aliviarse -más allá de alguna excepción- hasta que no se resuelva el tema de la deuda. Mientras tanto, la economía sufre más de la cuenta en la era pandémica. Y las empresas corren peligro para seguir subsistiendo.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ