Rating: Lanata pierde ante La voz argentina

Rating: Lanata pierde ante La voz argentina
En la mesa de Almorzando con Mirtha Legrand, Juana Viale sorprendió a un invitado cuando robaba vajilla y lo delató frente a cámaras
Por iProfesional
26.07.2021 07.51hs Actualidad

En la noche del domingo, Telefe y eltrece se enfrentaron por el rating. Ambos canales apostaron con sus ciclos más importantes. Política, certámenes y concursos fueron las propuestas de ambas señales. Y los siguientes fueron sus números en general.

100 argentinos dicen versión famosos, con Darío Barassi en eltrece, llegó a una cota máxima de 8,6, frente a Trato hecho con Lizy Tagliani que llegó a 10,4. PPT, el ciclo de Jorge Lanata, ascendió hasta 8,4 puntos. Poco después de las 22.30, empezó una nueva entrega de La voz argentina, cuyo promedio estuvo debajo de los 20 puntos.

Canal que ganó el rating del domingo 25 de julio

Tras ganar las tres franjas, Telefe se quedó con el día, por una diferencia de 3,4 puntos. Además, tuvo los cuatro programas más vistos del día.

Promedio del día por canal

  • Telefe: 8,7
  • eltrece: 5,3
  • TV Pública: 1,2
  • El Nueve: 1,2
  • América: 1,1

Los tres programas con más rating

  • La voz argentina: 18,9
  • Trato Hecho: 12,4
  • La voz del embajador: 10,9

Destacados del rating del domingo 25 de julio

La voz argentina alcanzó un promedio de 18,9 puntos. Fue lo más visto del día y la emisión dominical más baja del ciclo de las últimas tres emisiones. Doctor Milagro, el adelanto, midió 8,6 puntos. Ganó su franja y fue el cuarto programa más visto del domingo.

Policías en acción midió 4,7 puntos. Quedó segundo en su franja, e igualó la medición más baja del ciclo en los domingos. El show del fútbol marcó 0.5 puntos. Quedó cuarto en su franja y fue la emisión más baja del ciclo en lo que va del año.

Periodismo para todos (PPT), con Jorge Lanata, midió 8,4 puntos. Subió 3 décimas con respecto a la emisión anterior, quedó segundo en su franja y fue el quinto programa más visto del día.

Juana Viale sorprendió a un invitado que robaba vajilla

Este domingo en la mesa de Almorzando con Mirtha Legrand, Juana Viale sorprendió a un invitado cuando robaba vajilla y lo delató frente a cámaras. La actriz y conductora contó que hay un objeto de la mesa que muchos comensales quieren llevarse a la casa.

"No se pueden chorear los saleros de la señora Mirtha Legrand. Se los han robado varias veces", remarcó Juana Viale luego de notar que Nino Dolce intentó guardar uno en su bolsillo.

"Es tentador, es chiquitito y lindo", se defendió Dolce. "No es porque sea la nieta pero me merezco uno", retrucó Juana. En medio del ida y vuelta, el humorista Sergio Gonal recordó: "Una de las primeras veces que vine al programa vi el salerito y me lo quise llevar y Mirtha no me dejó. Me dijo: ‘me lo han llegado a robar´. Sé quién fue pero obviamente no lo voy a decir", contó con complicidad el humorista.

"¡Contalo ahora! No está la abuelita. Pero fueron más de uno te quiero decir", pidió Juana Viale. A lo que Gonal contestó: "No lo voy a hacer porque soy un caballero", Al finalizar la situación, Dolce enfatizó: "Son un objeto de deseo". Y Dani "La Chepi" completó: "Hay que aclararle a la gente que nos está viendo que tienen la letra M".

La voz argentina: una versión de "Seminare" enamoró a todos los jurados

En una nueva noche dominical de La voz argentina, distintos cantantes de todas partes del país se animaron a hacer las audiciones a ciegas, con el objetivo de cautivar a los jurados: Lali Espósito, Soledad Pastorutti, Ricardo Montaner, y Mau y Ricky. A lo largo de una velada en la que hubo grandes talentos, se destacaron dos números que brillaron con luz propia.

Tomás Barrientos es un joven de la localidad santafesina de San Gregorio y se presentó así: "Con la música arranqué de muy chico, con seis o siete años. En un viaje de egresados, en Bariloche, me hicieron guitarrear y cantar, y dije: ‘Este es es mi momento para largarme’. Ahí me di cuenta que eso es lo que quería. Sé que tengo una misión, y es la de transmitir vida, alegría y amor a través de mis canciones y de mi música".

Al momento de plantarse en el escenario, Tomás se animó a cantar "Seminare", y el modo en el que logró darle una impronta propia a esa canción, le valió que inmediatamente Mau y Ricky se dieran vuelta. El resto del jurado tampoco tardó demasiado en presionar el botón, con la esperanza de sumar al joven a sus respectivos equipos.

En la devolución, Mau le dijo: "La emoción que te que vi cuando nos volteamos, de eso se trata, de que uno no pierda la habilidad de asombrarse y emocionarse. A mí me conmovió mucho, porque se notan las ganas que tienes de estar aquí".

A continuación, Lali agregó: "Es verdad que cantás increíble. Tenés una voz súper dulce, pero cuando tenías que apretar y tener rock, lo tenías. Yo podía divisar que tu voz es muy amplia y que podés cantar otras cosas. Creo que tenés una voz que puede brillar en cosas súper pop, súper arriba. Estás muy vivo".

A su turno, y sin perder el entusiasmo, la Sole comentó: "Yo también vengo de un pueblo, los dos somo santafesinos. Empezamos como muy solos, y parece como un sueño inalcanzable. Todo lo que logré es a base de mucho esfuerzo, y yo siento que a vos te está pasando lo mismo hoy. Elegiste una canción hermosísima, que no se puede cantar sin sentimiento, y además hiciste tu propia versión. Yo siento que esa voz que tenés, puede cantar un montón de cosas. Vos tenés mucho para dar, y quiero que estés en mi equipo".

En el cierre, Montaner concluyó: "Tu voz viene acompañada de una lágrima especial; y eso no se aprende, no se compra y no se consigue en ningún lado. Te puedo asegurar que vas a estar entre los participantes más importantes de La voz. Quiero poner toda mi energía contigo hasta el final, sería una gran bendición tenerte conmigo trabajando". Con mucha emoción, el participante se decantó por el equipo del cantante.

Más adelante, fue el turno de los hermanos Alexis y Fabricio Albarracín. Oriundos de Córdoba, presentaron su historia, y cómo superaron distintos obstáculos. Fabricio le temía al público y, cuando se presentaba en algún escenario, cantaba de espaldas; mientras que su hermano sufrió de pequeño una disfonía crónica, que con el tiempo -confesó- se convirtió "más que en una maldición, en una bendición".

Los Albarracín cantaron a dúo "Tanto", un número que llamó la atención de los hermanos Montaner. En la devolución, Ricky comentó: "Por razones obvias, esto nos conmueve más que ver a un solista porque tenemos la bendición de compartir esta carrera juntos. Hay un camino por recorrer, problemitas de afinación y cosas para trabajar, pero me alegra que esto es solo el comienzo. Lo que viene es lo divertido. Y vamos a darlo todo para llegar lejos". Por su parte, Mau concluyó: "Al ser hermanos, tenemos una debilidad. Yo sé que ellos van a hacerlo mejor y, por eso, decidimos darnos vuelta, porque vemos su potencial".

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído