Belocopitt: "Esto es una guerra y no hay mucha opción, comés mierda o comés vómito"

Belocopitt: "Esto es una guerra y no hay mucha opción, comés mierda o comés vómito"
"Las medidas que tiene que tomar el Gobierno son feas pero no queda otra", dijo el presidente de la unión que agrupa a las empresas de salud privadas
Por iProfesional
14.04.2021 13.52hs Actualidad

El Presidente de Unión Argentina de Entidades de la Salud, Claudio Belocopitt, aliado al gobierno para volver a instalar una cuarentena estricta, se refirió a la situación del sistema sanitario privado en el marco de la segunda ola de coronavirus.

"Esto es una guerra y las medidas que tiene que tomar el Gobierno son feas pero no queda otra. En una guerra no tenes mucha opción: comés mierda o comés vómito", sostuvo.

En declaraciones a 'Radio 10', Belocopitt aseguró que la "única solución hoy" es "bajar la curva de contagios y eso se logra solamente cortando la circulación". "Hay que entenderlo sino el Gobierno deberá tomar medidas severas", añadió.

"No le podemos mentir a la gente, estamos realmente al límite. La población tiene que tomar conciencia y ser solidarios. El sistema está saturado, si no bajamos la curva de casos en unos días no dará a basto", sostuvo.

El empresario dijo además que "la situación está muy difícil". "El sistema privado no es el mismo que daba hace un tiempo atrás. Hay mucha demora, hay mucho cansancio por parte del personal y está casi todo saturado. Hoy se trabaja al límite", remarcó.

"Son momentos muy difíciles de describir lo que nos toca vivir a los que estamos en el sistema de salud. La estamos peleando todos los días", sostuvo.

Contrario a su opinión un alto directivo de una empresa privada, muy enojado con Belocopitt, manifestó hace dos días que "los números son críticos. Pero con una buena coordinación y algunas medidas el sistema puede soportar. Pero se politizo. Nos dan migajas y nos hacen enfrentar entre nosotros. Quieren que todo fracase?...", dijo..

Preocupación oficial

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, advirtió este miércoles que "está en aumento" la circulación de las nuevas cepas de coronavirus en el país y reconoció que la Argentina está "en un momento crítico, no sólo desde lo sanitario, sino también desde lo social, lo emocional".

"La verdad es que es el mensaje más difícil que me toca dar desde que empezó la pandemia. Estamos en un momento crítico, no sólo desde lo sanitario, sino también desde lo social, lo emocional", comenzó la funcionaria nacional. En conferencia de prensa en Casa Rosada, la integrante del Gabinete señaló que "la situación es delicada" ante la segunda ola.

"Estamos preocupados. El sistema de salud está en tensión. La situación no es la misma que en 2020. El aumento acelerado hace que se haya puesto en tensión sobre todo las camas de terapia intensiva", afirmó. Y agregó: "Tenemos variantes de preocupación circulando en la Argentina. Ha aumentado al 10% el porcentaje de las variantes del Reino Unido y Manaos. No están circulando en forma predominante, pero están en aumento y eso es una preocupación".

Ante el feroz incremento de los contagios en los últimos días, la integrante del Gabinete señaló que "las únicas medidas que son efectivas son las que se cumplen" y pidió "postergar toda actividad que no sea prioritaria".

"Hagamos lo mínimo indispensable. Posterguemos toda actividad que no sea prioritaria: sólo salgamos a trabajar, a realizar las actividades indispensables, a llevar a los chicos a la escuela", manifestó.

E insistió: "Vamos a tener que postergar festejos, cumpleaños, bautismos, reuniones sociales y de amigos: es clave para disminuir la transmisión".

La ministra  pidió también a toda la ciudadanía

La ministra pidió a toda la ciudadanía "evitar toda actividad que no sea prioritaria"

¿Se profundizan las restricciones?

Al ser consultada sobre la posibilidad de que se profundicen las medidas de restricción, la ministra explicó: "No hay ninguna duda y hay un consenso absoluto de que todavía necesitamos unos días para ver el impacto de estas medidas. Los casos que estamos viendo ahora son de diez días antes de haber implementado las medidas. El número de casos no va a ser un parámetro individual para poder tomar las decisiones, sino una serie de indicadores, como la velocidad de aumento, la ocupación de camas de terapia y el cumplimiento de las medidas".

"Se está evaluando permanentemente y en el momento que sea oportuno y consensuado vamos a definir si hace falta tomar alguna medida más y en qué momento para poder fortalecer las que ya se implementaron y tratar de lograr estos objetivos", añadió.

"Estamos preocupados. El sistema de salud está en tensión", advirtió Vizzotti

Vizzotti también pidió que "todo el arco político esté a la altura de las circunstancias" y realizó un llamado a la oposición: "No es momento de generar más tensión".

"La pandemia no terminó. Realmente estamos cansados y preocupados. Somos plenamente conscientes de eso. El Gobierno va a acompañar a cada argentino que necesite asistencia en esta situación y hará su máximo esfuerzo para sostener ese apoyo", aseguró la ministra de Salud, quien pidió a la población tener "calma y consenso".

Además, subrayó que "sigue vigente la escasez global de vacunas", pero remarcó que el Gobierno trabaja para lograr el abastecimiento de dosis. En ese sentido, celebró la "velocidad de aplicación" que imprimieron las provincias a la campaña de vacunación.

Al ser consultada sobre la llegada de nuevas dosis, la funcionaria nacional explicó: "Estamos en este proceso de producción, cuando termina la producción del lote se hace el control de calidad y si se aprueba, se avisa y se genera toda la acción para ir a buscarlas. Éstas son las situaciones que no están sucediendo. Estamos esperando tener alguna información. 

Tenemos la expectativa de que pronto podamos tener algún embarque y continuar la campaña de vacunación".

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído