Más artículos

Instagram revela cuándo planea devolverle la cuenta a Trump y qué es lo que más les preocupa

Instagram revela cuándo planea devolverle la cuenta a Trump y qué es lo que más les preocupa
El CEO de Instagram se preguntó por qué los discursos radicales llegan a tantas personas, y aseguró que no se puede culpar de todo a las redes sociales.
Por iProfesional
20.01.2021 16.02hs Actualidad

Instagram y Facebook no planean devolverle la cuenta bloqueada al presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, después de que el mandatario fuese expulsado de las plataformas del grupo tras incitar a la violencia que desembocó en el asalto al Capitolio en Washington el 6 de enero.

Así lo expresó Adam Mosseri, el directivo responsable de Instagram dentro de Facebook, en una entrevista que concedió a Decoder.

"No tenemos planes de devolverle su cuenta en ninguna de las plataformas. Pero siendo honestos, nos preocupa menos una sola cuenta, y más el hacer todo lo posible para evitar que se usen nuestros servicios para organizar más respuestas violentas", detalló Mosseri.

El máximo responsable de la red social de fotografías ha enfatizado en esta entrevista que en la compañía están "muy centrados" en cambiar políticas, actualizar sus productos e intentar reducir las posibilidades de que algo así pueda ocurrir en su plataforma. "Una vez lo consigamos durante las próximas semanas, creo que podremos hablar de la cuenta del presidente saliente".

Las declaraciones de Mosseri llega pocos días después de que el fundador y CEO de Twitter se expresase de una manera similar. En un hilo de tuits, Dorsey reconoció que vetar a Trump de la plataforma fue una decisión difícil, pero cree que es la correcta. Además, lamentó el problemático precedente que sienta esta decisión.

Mosseri recoge el guante de Dorsey. "Quizá sea algo más explícito con mis preocupaciones. Me preocupa todo lo que pueda pasar ahora. La semana pasada vivimos una situación extraordinaria. Teníamos un presidente saliente incitando asaltos al Capitolio, tratando de dinamitar una transferencia de poderes pacífica a un nuevo presidente electo. Nos preocupa mucho la libertad de expresión. Recibimos muchas críticas por bloquearlo, pero nos dimos cuenta de que la libertad de expresión solo funciona con la democracia como base".

En la red social tienen medidas para las próximas semanas con el fin de evitar eventos de violencia

Por eso, "cuando es la democracia la que está siendo atacada", dice Mosseri, "cambian las reglas del juego". "Hemos cambiado nuestras políticas sobre Stop the Steal", en referencia al movimiento de los seguidores de Trump que piden acabar con el presunto "fraude electoral". "Tenemos más medidas para las próximas semanas".

"Yo estuve de acuerdo con la decisión, que es lo más importante. Estoy de verdad preocupado, no contento, pero conforme con la decisión", remarca. "Creo que las redes sociales no son ni buenas ni malas, como cualquier otra tecnología. Son lo que son. Pero las redes sociales son concretamente un gran altavoz. Puede amplificar lo bueno y lo malo. Nuestra responsabilidad es asegurarnos de que amplificamos más lo bueno que lo malo".

Pero Mosseri apunta más allá. "No es solo una cosa de las redes sociales. Si vamos a hablar de lo que pasó la semana pasada, ¿por qué las teorías de las conspiración y los discursos radicales llegan a tantas personas? No se puede culpar de todos a las redes. Sí, creo que debemos hacer autocrítica y de que no hacemos las cosas peor, pero, ¿por qué la gente confía tan poco en su gobierno como para que estas ideas resuenen tanto?.

El responsable de Instagram también asegura que tanto él como Mark Zuckerber —CEO del grupo, fundador de Facebook— espera que las administraciones adopten más decisiones. "Decisiones sobre lo que puede estar o lo que no en nuestra plataforma. Por poner un ejemplo: incitar a la violencia, el discurso de odio. Sería genial que muchas de estas cosas estuviesen respaldadas por estándares legales".

La Unión Europea presentó a mediados de diciembre el nuevo Reglamento de Servicios Digitales que plantea precisamente la necesidad de adoptar nuevos estándares sobre cómo deben moderar sus contenidos las grandes plataformas tecnológicas. Pasarán años antes de que entre en vigor, pero el mundo mira con otros ojos a Estados Unidos desde que Joe Biden tome posesión de su cargo: la potencia americana podría abrazar nuevas políticas en este sentido.

La suspensión de Twitter

Twitter suspendió permanentemente la cuenta del ex- presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras ser ampliamente acusado de incitar a sus partidarios a asaltar el Capitolio de ese país. Y la medida será solo parte de los planes de la plataforma de mantener a raya la incitación a la violencia en la red.

En una grabación, el director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, revela durante una reunión virtual con el personal de la plataforma sus planes de censurar aquellos comportamientos que vayan en contra de la política de la red social e inciten a la violencia, algo que va mucho más allá de bloquear la cuenta de Twitter de Trump a raíz del asalto al Capitolio.

 "Sabemos que estamos enfocados en una sola cuenta en este momento, pero será mucho más grande que una sola cuenta, y durará mucho más que un solo día, esta semana y las próximas semanas. Más allá de la inauguración", afirma Dorsey en el video publicado el 14 de enero por el grupo de extrema derecha Project Veritas.

Dorsey reveló sus planes de censurar comportamientos que inciten a la violencia

Dorsey señala a sus colegas que deben pensar a más largo plazo en esta tendencia a manifestar actitudes extremistas en el tiempo. "No creo que todo esto vaya a desaparecer pronto", lamenta.

Twitter también suspendió más de 70.000 cuentas vinculadas al movimiento de extrema derecha y conspirativo QAnon, cuyos seguidores participaron en el asalto al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero.

Los miembros del movimiento creen que Trump está tratando de destapar una supuesta camarilla oculta de iniciados en la política demócrata y los principales medios de comunicación estadounidenses, todo ello fruto de las teorías conspirativas. El mandatario no mostró su apoyo al movimiento, pero sí reconoció que sus miembros son "personas que aman a su país".

En el video, supuestamente proporcionado por un "denunciante interno" de Twitter, el empresario también aborda el tema de la atmósfera política extremadamente volátil de Estados Unidos. Se refiere así a las acciones adoptadas contra el contenido extremista con conexiones a QAnon.

"Saben que Estados Unidos está extremadamente dividido. Nuestra plataforma lo demuestra todos los días... Y nuestro papel es proteger la integridad de esa conversación y hacer lo que podamos para asegurarnos de que nadie salga perjudicado por eso", sostiene el director ejecutivo de Twitter.

Twitter asegura que hay indicios de un segundo ataque al Capitolio 

Tras la filtración del mensaje de Dorsey, el grupo de extrema derecha Project Veritas pidió a los informantes dentro de Twitter y a los gigantes de la tecnología proporcionar más "pruebas de corrupción y malversación".

Fox News recordó que en el vídeo en el que aparece el fundador de Twitter no se dice nada que no sea de dominio público.

"Los comentarios que figuran en el video los recibieron nuestros más de 5.400 empleados, y son casi las mismas palabras que Jack compartió en uno de sus recientes hilos de Twitter que ofrecen contexto y reflexiones sobre nuestro trabajo para proteger la conversación en las últimas semanas", afirma el medio.

"Precedente peligroso"

Jack Dorsey ya había argumentado la decisión de su plataforma de bloquear definitivamente la cuenta de Trump en uno de sus hilos, y alegó que había sido una decisión correcta. Sin embargo, también subrayó que a la hora de moderar "la conversación pública global" se había creado un precedente "peligroso".

"El daño en la vida real como resultado del discurso en internet es demostrablemente real y es lo que impulsa por encima de nuestra política y cumplimiento", declaró.

En opinión de Dorsey, bloqueos como el de la cuenta del presidente "fragmentan la conversación pública", "nos dividen" y "limitan el potencial de la clarificación, la redención y el aprendizaje".

Conjeturas de Twitter

Twitter suspendió de forma permanente la cuenta de Trump el 8 de enero, debido al temor de que pudiese usar la plataforma para incitar a la violencia.

La red social admitió que el mensaje del presidente de que sus partidarios tenían una "voz gigante en el futuro" y de que no serán despreciados ni tratados injustamente de ninguna manera" se interpreta como una prueba más de que no planea facilitar una transición en orden en el Gobierno.

Twitter suspendió de forma permanente la cuenta de Trump el 8 de enero

El mandatario insiste en decir que no instó explícitamente a los asaltantes del Capitolio a actuar violentamente. Twitter asegura que hay indicios de otros planes para futuras protestas armadas dentro y fuera de la plataforma, incluido un segundo ataque al Capitolio de Estados Unidos y al edificio del ayuntamiento estatal el 17 de enero, motivos por los que los planes de moderar el extremismo en la plataforma parecen estar a la orden del día.