Más artículos

Así fue el efusivo saludo de Oscar Ruggeri a Diego Maradona en su cumpleaños: "¡Mi capitán!"

Así fue el efusivo saludo de Oscar Ruggeri a Diego Maradona en su cumpleaños: "¡Mi capitán!"
El campeón de México 86' saludó al astro del fútbol en su cumpleaños y dijo en el programa que "no podía vivir" por el asedio que recibía
Por iProfesional
30.10.2020 16.48hs Actualidad

El exfutbolista y actual panelista de 90 Minutos de Fútbol, Oscar Ruggeri, se refirió al cumpleaños número 60 de Diego Maradona, a quien le envió un saludo muy emotivo.

Con la camiseta de la selección, el exdefensor dijo de entrada que "Hoy es un día especial".

"Qué mejor que hablarle al más grande en vivo. Me paro y le digo: feliz cumpleaños, capitán, pero en todas las letras... como gente, como tipo, como compañero. Si había que comer pollo, había que comer pollo. Si no había pollo, no había nada. Si era ensalada, ensalada", dijo.

Cuando le preguntaron si había podido hablar directamente con él, Ruggeri dijo que no pudo hacerlo porque es "muy difícil", pero que "él sabe que lo aprecio mucho".

Luego, continuó: "Fue mi gran capitán. Te lo digo de verdad, con todas las letras. No tenía cinta porque Bilardo le dijo 'ponete la cinta'. De verdad. Si había que arreglar problemas, arreglaba problemas. No había quilombos. Pero bien. Era uno más".

También se refirió a las dificultades que había pasado durante el mundial de México ´86. Respecto a esto, indicó que "no podía vivir" por el asedio que recibía, y confesó haber visto cosas increíbles a su lado. "Entrábamos al restaurante, pasaban por las ventanas, rompían los vidrios, lo querían tocar. Vas a cualquier país del mundo y decís 'Maradona' y te hacen con la cara así: Argentina".

Sobre la relación que los une a los miembros del plantel de dicha selección, el "Cabezón" se emocionó al hablar de Juan José Cucciuffo y Tata Brown: "Yo conozco la familia de todos, y han nacido nuestros hijos y los hemos visto crecer, que se hicieron grandes. Era uno más. Normal. Todo el mundo lo veía y la gente lloraba", y agregó: "Nosotros decíamos 'qué loco, porque dormimos con él, estamos con él, jodemos con él¨. Cualquier barbaridad le podíamos hacer".

Diego Armando Maradona: su historia

Hace 60 años, Villa Fiorito, una zona humilde enclavada en el barrio de Lanús, en Buenos Aires, Argentina, nació Diego Armando Maradona.

Quinto hijo del matrimonio de Diego Maradona y Dalma Salvadora Franco, se convirtió en jugador de futbol, para muchos el mejor de todos los tiempos, para otros D10S.

Maradona comenzó su formación futbolística en el equipo Cebollitas, para de ahí ser fichado por el Argentinos Juniors, que lo hizo debutar en la primera división en 1976, diez días antes de cumplir dieciséis años.

De 1976 a 1979 su fama creció y aunque no jugó el Mundial de Argentina 1978, César Luis Menotti el técnico de la selección albiceleste consideró que estaba muy joven, sí lo llevó al Mundial Juvenil de Japón en 1979, donde resultó campeón del mundo.

Diego Maradona vistiendo la camiseta argentina
Diego Maradona vistiendo la camiseta argentina

Maradona fue el quinto de 8 hijos, y primer varón, del matrimonio entre Diego Maradona y Dalma Salvadora "Tota" Franco (1930-2011).

Su familia, originaria de Esquina, provincia de Corrientes, estaba afincada en Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, localidad ubicada en el primer cordón de la zona sur del conurbano bonaerense. Tiene ascendencia gallega (española), croata y de pueblos originarios argentinos. Desde los primeros momentos en que jugó a la pelota, se inclinó a la práctica del fútbol ofensivo. Si bien desarrolló su juego en un potrero de Fiorito denominado "Las Siete Canchitas", su primer contacto con el mundio del fútbol se produjo en 1969, cuando realizó la prueba para entrar en las divisiones inferiores del club Argentinos Juniors. Los Cebollitas era el nombre del equipo de la clase 1960, creado por Francisco Cornejo para disputar los Juegos Nacionales Evita del año 1973 y 1974, ya que los equipos no se podían anotar bajo el nombre de la institución. El equipo ganó ese torneo y el campeonato de la octava división en 1974, y el plantel permaneció con Cornejo hasta que cumplieron los 14 años, edad en la que Argentinos podía ficharlos en la Asociación del Fútbol Argentino.

Su debut en primera y la Selección argentina

Su debut en la primera división del fútbol argentino tuvo lugar el 20 de octubre de 1976, a diez días de haber cumplido los 16 años de edad, por un partido del Campeonato Nacional, oportunidad en que su equipo Argentinos Juniors perdió ante Talleres por 1-0 de local. Ingresó, con la camiseta número 16, como reemplazo de Rubén Aníbal Giacobetti al comenzar el segundo tiempo. En la primera jugada que participó le realizó un caño —pasar la pelota por entre las piernas— a un adversario, entusiasmando a la hinchada local. En referencia a esa tarde, Maradona dijo: "ese día toqué el cielo con las manos".​ Al mes siguiente, el 14 de noviembre, convirtió su primer gol en un partido frente a San Lorenzo de Mar del Plata. Esa tarde convirtió otro tanto más. 

A pesar de haber jugado varios partidos para la selección durante ese año, en 1978 César Luis Menotti no lo convocó para jugar el Mundial debido a su juventud. Maradona se encontraba concentrado junto a otros veinticuatro jugadores en un predio ubicado en José C. Paz, utilizado por la Asociación del Fútbol Argentino como lugar de entrenamiento, cuando el 19 de mayo de 1978 Menotti le comunicó que no iba a tenerlo en cuenta para el mundial que se disputaría en la Argentina; en su posición de juego fueron convocados Alonso, Villa, y Valencia; curiosamente, Bochini, admirado por Maradona, tampoco quedó convocado para el certamen. Tras esa decepción, se reintegró al plantel de Argentinos que debía jugar contra Chacarita Juniors. En ese partido convirtió dos goles y dio dos asistencias, que sirvieron para el triunfo por 5:0 del equipo de La Paternal. En 1977 designó oficialmente como su representante a Jorge Czysterpiller, quien lo había representado hasta el momento pero sin que los uniera ninguna relación contractual.

Jugando con la camiseta de Argentinos Juniors, se consagró el máximo goleador de los torneos Metropolitano 1978, Metropolitano y Nacional 1979, Metropolitano y Nacional 1980. Esto le otorgó un récord en el fútbol argentino, es el único jugador que ha conseguido consagrarse goleador del torneo en cinco oportunidades. Además Argentinos consiguió el primer subcampeonato de su historia en el Metropolitano de 1980, el ganador fue River Plate.

Tras el Mundial de 1978, en donde Argentina ganó su primera Copa, Menotti comenzó a preparar a los juveniles para el Mundial que se jugaría al año siguiente en Japón. Para esto organizó varios amistosos con la selección juvenil, y convocó a varios de esos jugadores, entre los que se encontraba Maradona, para jugar en la selección mayor. Su primer gol con la selección mayor lo marcó el 2 de junio de 1979 frente a Escocia en Glasgow, donde Argentina venció al local por 3:1. La selección se clasificó al Mundial junto a Uruguay y Paraguay, en el Sudamericano Juvenil disputado en Montevideo.

El 26 de agosto de 1979 fue el debut del seleccionado en el Mundial Juvenil, frente a Indonesia, que terminó con un triunfo para los argentinos por 5-0. Le siguieron dos triunfos que les permitieron ganar el grupo: 1-0, el 28 de agosto, frente a Yugoslavia y 4-1 frente a la selección polaca el día 30. La selección albiceleste se clasificó a la final tras ganarle en los cuartos de final a Argelia por 5-0, partido en el que no jugó Maradona, y a Uruguay por 2-0 en las semifinales. La final se disputó el 7 de septiembre en Tokio frente a la Unión Soviética, finalizando con un triunfo argentino por 3-1. Maradona convirtió uno de los goles y fue elegido el mejor jugador del torneo.

Maradona junto a César Menotti
Maradona junto a César Menotti

Su llegada a Boca y el primer mundial que jugó

Aunque Maradona ya había recibido anteriormente ofertas para jugar en otros clubes, como el América de Cali colombianoy Sheffield United inglés,​ recién en 1981 se encontraba decidido a abandonar Argentinos Juniors. La oferta más importante la había realizado River Plate, quien además le ofrecía ganar el mismo dinero que el jugador mejor pago del club, Ubaldo Fillol. Sin embargo Maradona quería ser transferido a Boca Juniors, un club que pasaba por una mala situación económica y no se encontraba en condiciones de comprar su pase. Finalmente fue cedido a préstamo por un año y medio a Boca, club que se reservaba la opción de compra.

El contrato se firmó el 20 de febrero y debutó dos días después, nuevamente frente a Talleres. A diferencia de su debut con Argentinos, esta vez se desquitó y, con dos goles suyos, Boca superó a su rival por 4-1. Maradona jugó ese partido infiltrado, ya que durante el último entrenamiento con Argentinos había sufrido una molestia muscular en su pierna derecha. Sin embargo continuó jugando hasta que el 8 de marzo se le detectó un pequeño desgarro, que lo alejó de los estadios hasta el 29 de ese mes. Días después de su recuperación, el 10 de abril, jugó su primer superclásico frente a River, en La Bombonera. El partido se disputó una noche lluviosa y terminó con el triunfo de Boca por 3-0, con dos goles de Miguel Brindisi y uno de gran calidad de Maradona, en el que dejó por el piso a Fillol y Tarantini con sucesivos amagues y gambetas.

En sus primeros meses en Boca, Maradona sufrió varios inconvenientes. En un principio la relación con Silvio Marzolini, al igual que con muchos de los entrenadores que lo dirigieron, no era del todo buena ya que no le brindaba las mismas prerrogativas que poseía en Argentinos, y tenía ciertas exigencias, en cuanto a concentraciones y entrenamientos, que Maradona no soportaba. Además, el equipo sufría presiones de la barra brava de Boca. En una ocasión, tras empatar cuatro partidos en forma consecutiva, el jefe de la barra José Barritta, apodado El Abuelo, ingresó armado junto a varios integrantes de la hinchada para exigirles mejores resultados.

A pesar de estas presiones, el equipo logró hacer una buena campaña. El 9 de agosto, una fecha antes del final del Metropolitano de 1981, Boca tenía la posibilidad de consagrarse campeón si conseguía un empate frente a Rosario Central, en Rosario. Sin embargo, el partido, en el que Maradona erró un penal, terminó con un triunfo de los rosarinos por 1:0. La revancha sería una semana después frente a Racing Club de local, encuentro que terminó 1:1 y le brindó su único título conseguido en el fútbol argentino.

El Campeonato Nacional de 1981 fue un fracaso, ya que el equipo cayó en los cuartos de final frente a Vélez Sarsfield. Esta mala actuación se debió a la gran cantidad de partidos amistosos que disputaba Boca para mejorar su situación económica, que terminaron agotando a los jugadores. En enero de 1982 se disputó el Torneo de Verano, donde Maradona jugaría sus últimos encuentros en Boca ya que luego debió concentrarse con la selección para el Mundial de España. El último partido fue el 6 de febrero frente a River, el que finalizó con una derrota. Se alejaría de Boca Juniors jugando 40 partidos y convirtiendo 28 goles.

La preparación para España '82 incluyó una concentración de cuatro meses. Antes de comenzar el Mundial, el pase de Maradona al FC Barcelona ya se había concretado, por lo que en España existía mucha expectativa por el rendimiento del jugador argentino. Esa misma expectativa existía en la Argentina con la selección, ya que los logros obtenidos en el Mundial anterior y en el Mundial Juvenil entusiasmaban a los fanáticos del fútbol.

El seleccionado argentino debutó el 13 de junio frente a Bélgica, en Barcelona. El primer partido terminó con una derrota por 1-0 en el estadio Camp Nou, en Barcelona. El segundo partido fue un triunfo por 4-1 frente a Hungría, donde convirtió sus dos primeros goles mundialistas. El triunfo por 2-0 frente a El Salvador, por el último partido del Grupo C, significó la clasificación de la selección argentina a la segunda ronda.

La segunda ronda se encontraba constituida, en ese entonces, por una fase de cuatro grupos cuyo ganador clasificaba a las semifinales. El Grupo 3 estaba integrado por la Argentina, Italia, quien se adjudicó el torneo, y Brasil. El primer partido se disputó el 29 de junio, y fue una derrota por 2-1 frente a Italia. El segundo y último partido fue otra derrota por 3-1 frente a Brasil, encuentro en el que Maradona fue expulsado tras pegarle una violenta patada a Batista. De esta forma Argentina fue eliminada del mundial, defraudando las expectativas que existían en el país.

Su paso por Europa

Tras su participación en la Copa Mundial de Fútbol, en la que la selección argentina se hospedó en Barcelona, se oficializó la venta al Fútbol Club Barcelona.​ El club pagó 1200 millones de pesetas por su pase, aproximadamente el 66% del dinero fue para Argentinos y el resto para Boca Juniors, una cifra importante para la época. El creador de juego argentino debutó con el FC Barcelona el 3 de agosto de 1982 en el estadio Hindenburg de Meppen en un amistoso contra el SV Meppen.​ El primer partido oficial de Maradona con el Barcelona fue el 4 de septiembre de 1982, donde, pese a que convirtió un tanto, su equipo cayó con Valencia por 2:1.37​ En diciembre de 1982, habiendo disputado 13 partidos de la Liga y marcado 6 goles, se le detectó una hepatitis, por lo que debió abandonar los campos por tres meses.38​ Se perdió 14 partidos de Liga y las eliminatorias de la Recopa de Europa, en la que el Barcelona, mermado por su ausencia, quedó eliminado. El entrenador alemán Udo Lattek, con el que Maradona había tenido diversas discusiones, fue destituido, y la directiva contrató como nuevo entrenador al argentino César Luis Menotti.

Maradona jugó unos años en el Barcelona
Maradona jugó unos años en el Barcelona

Maradona reapareció el 12 de marzo de 1983, en un partido contra el Betis, pero el Barcelona no pudo ya aspirar a la Liga y solo consiguió la cuarta posición, quedando a seis puntos del campeón, el Athletic Club. Maradona disputó 20 partidos de liga y anotó un total de 11 goles. Sin embargo, el Barça tuvo un excelente rendimiento en las copas domésticas, ya que el 4 de junio de 1983 ganó la Copa del Rey en Zaragoza frente al Real Madrid por 2-1 con goles de Víctor y Marcos.​ El 26 de ese mismo mes ganó la Copa de la Liga, también frente al Real Madrid, siendo Diego Maradona el autor de un gol en cada uno de los dos partidos de la final. El gol anotado en el Estadio Santiago Bernabéu, y que supuso la victoria barcelonista, provocó la ovación del público madridista, que reconoció la belleza del gol pese a ser marcado por el conjunto rival. A pesar de la baja de cuatro meses a causa de la hepatitis, la temporada 1982/83 se cerró bien, con dos títulos, y Maradona considerado una de las grandes estrellas del fútbol español.

La temporada 1983-84 empezó muy mal para Maradona. El 24 de septiembre de 1983 se enfrentaron en el Camp Nou el Barcelona y el Athletic Club, en el partido correspondiente a la cuarta fecha de la Liga. Vencieron los locales por 4-0 pero, en el minuto 59, Maradona fue retirado en camilla lesionado y con el tobillo de la pierna izquierda roto (fractura del maléolo externo y del ligamento) después de una dura entrada de Andoni Goikoetxea.

Maradona fue operado en Barcelona por el doctor González Adrió, y pese a que las primeras evaluaciones diagnosticaron un periodo de recuperación de hasta seis meses, reapareció solo tres meses y medio después, el 8 de enero de 1984, cuando contribuyó con dos goles a que el Barcelona derrotase al Sevilla por 3-1. Al final, Maradona solo pudo jugar 16 partidos aquella temporada, en los que marcó un total de 11 goles, por lo que no pudo contribuir a que el Barcelona consiguiera el campeonato: quedó tercero.

Sí pudo contribuir, en cambio, a que el Barcelona llegase por segundo año consecutivo a la final de la Copa del Rey. Durante la semifinal, Maradona fue expulsado al ver una tarjeta roja, lo que en principio le impedía jugar la final, sin embargo, la federación española decidió retirar la sanción al argentino. Aquella final, sin embargo, supuso el punto final de Maradona en el Barcelona. La misma, disputada en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid el 5 de mayo de 1984, enfrentó al Barcelona con el Athletic Club, el vigente campeón de Liga, con el que los catalanes mantenían una dura rivalidad. El partido suponía el reencuentro entre Maradona y Goikoetxea, el jugador con el cual tuvo el choque que le provocó la lesión. La final estuvo rodeada de una gran tensión, tanto en los días anteriores del encuentro, con cruce de insultos, como durante el encuentro. Al final, ganó el Athletic por 1-0, pero lo peor llegó al término del encuentro. Cuando el árbitro pitó el final del partido, Maradona agredió al jugador del Athletic Miguel Ángel Sola. Los jugadores de ambos equipos se trenzaron en una batalla campal, con puñetazos y patadas incluidas, ante los ojos de todos los espectadores y de las principales autoridades españolas que estaban en el palco. Tras el escándalo originado varios jugadores fueron fuertemente sancionados: la Federación Española de Fútbol impuso a Maradona una sanción de tres meses sin poder jugar en las competiciones españolas.

Esa sanción que lo alejaba de los terrenos de juego españoles hasta diciembre de 1984, fue una de las razones que empujaron al presidente del Barcelona, José Luis Núñez, a aceptar una oferta de la Società Sportiva Calcio Napoli italiano para traspasar al argentino. También pesó el sentimiento de injusticia que tuvo Maradona ante la sanción, y su hartazgo respecto a los árbitros y las autoridades futbolísticas españolas. La sensación del jugador de que la directiva del F. C. Barcelona no lo había defendido en forma suficiente ante la Real Federación Española de Fútbol, aumentó el distanciamiento entre Maradona y el presidente Núñez, que anteriormente lo había criticado por considerar que no cuidaba lo suficiente su vida privada, ya que las salidas nocturnas eran una constante en su vida. Años después, Maradona reconoció en su autobiografía Yo soy el Diego, que su marcha al Napoli también estuvo motivada por motivos económicos, ya que su entonces representante Jorge Czysterpiller había hecho una mala gestión de sus inversiones económicas.44​ Maradona abandonó el Barcelona habiendo jugado un total de 58 partidos y marcado 38 goles.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído